La mujer puede sufrir variaciones en la frecuencia de las crisis epilépticas durante el embarazo. Es importante que tenga un control médico estricto para minimizar las complicaciones en la gestación y el daño al bebé.

Puedes leer el artículo completo en:    139

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar