Existen dos tipos de aborto, el voluntario o el espontáneo, en ambos casos no tiene porque haber complicaciones pero si se emplea cirugía correrá los riesgos de cualquier operación.

Puedes leer el artículo completo en:    215

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar