Revista médica certificada por la WMA, ACSA, SEAFORMEC, HON.
Beta negativa, ¿cuándo puedo repetir la transferencia embrionaria?
31
Menú

Beta negativa, ¿cuándo puedo repetir la transferencia embrionaria?

    • <span  class="bbp-author-name">Anónimo</span>
      Anónimo

      Tengo de 28 años y tras unos meses intentando tener familia decidimos acudir a una clínica y empezar un tratamiento de fertilidad. Sabíamos ya que mi pareja tiene muuuuy poca movilidad ya que el tiene un niña de su anterior matrimonio fruto de una ICSI, así que como al final íbamos a tener que acudir decidimos no esperar más.

      Allí nos lo pintaron todo muy bien: eres muy joven, una perita en dulce llegó a decir el doctor.. Empecé el tratamiento con gonal y todo iba bien. Yo tenía un poco de estrés por el trabajo. Nadie sabe nada, salvo mis tres amigas más cercanas, ni familia ni trabajo ni nadie. Así que mi angustia fue creciendo cuando me quedé de responsable en el trabajo y era probable que el inventario trimestral coincidiera con la punción y el doctor no se mostró muy empático.

      Bueno, al final no coincidió y el lunes 13 me extrajeron 10 óvulos. Y ya tensión máxima otra vez: serán maduros, no? De los 10, 6 eran maduros. Preocupación: que poquitos no? Tan joven y lozana yo y solo son maduros 6? De esos 6 fecundaron los 6, aunque nos dejaron claro que les costó por la «pobre» muestra que dejó papá. Dudas de nuevo: irá bien? Será tan pobre que no saldrán adelante?

      Nos llaman al tercer día: tenemos 6 embrioncitos de calidad A. Que??? Genial! Me relajo. El viernes, con embriones de 4 días me hacen la transferencia, a la que tuve que acudir sola. La bióloga asustada cuando le digo que quiero 2. «Eres muy joven, los embriones son de altísima calidad… las posibilidades de embarazo múltiple son muy altas…no te lo recomiendo»: Ya lo sé, queremos dos. Seleccionan los dos mejores y hacen la transferencia. 10 minutos de reposo y para casa. Me paso la mañana tumbada y por la tarde a trabajar. Nos llaman el lunes y nos dicen que de los 4 embriones que quedaban han congelado 3 y han pasado a calidad B pero que tranquilos que son de buena calidad y que bueno, que (casi) seguro que salga bien esta vez, nos hacemos muchas ilusiones.

      Así que vida normal, aunque dándole vueltas claro. Desde mediados de semana algo me dice que no ha salido bien. Soy consciente de que no hay que sentir nada, pero yo lo sabía, no había salido bien. Día 11 empiezo a manchar, día 13 me hago la beta: negativo.

      Ahora mi duda es cuando volver a hacer una transferencia teniendo en cuenta que solo nos quedan 3 y la próxima vez queremos intentarlo de nuevo con 2. Yo trabajo en una tienda, me pasó muchas horas de pie y en movimiento, coge cosas, lleva esto, trae lo otro. Puedo evitar coger peso pero no el movimiento. A partir de la semana que viene se acerca un periodo de más trabajo, llegando a las 50 horas semanales.

      Nosotros queríamos que nacieran en verano por varios motivos pero podemos retrasarlo, incluso puedo coger una semana de vacaciones a finales de enero, aunque no sé si será bueno porque me conozco y todo el día ociosa, le voy a dar vueltas al tema todo el día..

      Así que, después de todo este rollo, ¿que será mejor? Yo sino es malo para la implantación el movimiento y el pasar muchas horas de pie (unas 8 diarias) iría a por ello ya porque sé que voy a estar entretenida buena parte del día más en Navidad que hay mucho trabajo. Si esto es contraproducente podemos esperar al nuevo año y pedir vacaciones aunque el tema es ese, que ociosa todo el día igual no es bueno tampoco, y si estoy trabajando el ritmo es el que es, puede bajar un poco el número de horas pero el estar de pie y en movimiento no me lo quita nadie.

      Muchas gracias de antemano.

      10/11/2017 a las 10:14
      Responder
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.