Existen dos tipos de hidrocele, el hidrocele congénito y el hidrocele adquirido.
El principal síntoma es hinchazón del testículo.
Se puede diagnosticar si se ilumina el testículo al acercar una luz.

Puedes leer el artículo completo en:    203

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar