Cuando a una mujer se le indica que debe hacerse una histerosalpingografía, es importante tener en cuenta algunas consideraciones para evitar ningún riesgo relacionado con esta prueba.

En primer lugar, la histerosalpingografía debe realizarse entre los días 8-10 del ciclo menstrual. De esta manera, es posible asegurar que la mujer no se encuentra embarazada en el momento de la prueba, lo cual sería perjudicial para el feto. También es posible hacer un test de embarazo para confirmarlo.

Otras recomendaciones son las siguientes: no es necesario acudir en ayunas, es posible tomar analgésicos para el dolor y, en ocasiones, el médico puede prescribir antibióticos para evitar infecciones del tracto genital.

Puedes leer el artículo completo en:    315
Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies