La protección solar de un factor elevado y especial para bebés es de vital importancia, sobre todo en los meses de verano, para evitar lesiones en la piel del pequeño como quemaduras o ampollas. Es recomendable el uso de gorritas y gafas de sol especiales para bebés para que la protección ante el sol sea aún más efectiva. Hay que tener en cuenta, además, que su piel es muy sensible y delicada y puede verse dañada como consecuencia de la exposición directa al sol.

Puedes leer el artículo completo en:    73

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar