Cuando una mujer está embarazada cualquier medicamento que se ponga delante de su vista crea alarma y si encima hablamos de una vacuna que contiene virus aunque, muerto, de alguna forma da mucho más respeto que cualquier pastilla.

Con el estudio que se ha realizado en EEUU a lo largo de más de dos décadas, se ha visto que este tipo de vacuna, la antigripal, no supone ningún riesgo para las mujeres embarazadas pero hay que consultarlo siempre con el ginecólogo que lleva el embarazo.

Puedes leer el artículo completo en:    33

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar