Fumar está desaconsejado en mujeres embarazadas.

Para evitar transmitir a tu hijo la ansiedad que te puede producir el dejar de fumar es aconsejable dejar de fumar unos tres meses antes de que decidáis que queréis tener hijos.

También se evita la ansiedad disminuyendo de forma progresiva la cantidad de cigarrillos diarios que se fuman.

Puedes leer el artículo completo en:    82

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar