El uso de ordenadores portátiles es cada vez más frecuente, especialmente, en los jóvenes en edad reproductiva. Un estudio publicado en la revista Fertility and Sterility ha observado que el uso de portátiles aumenta significativamente la temperatura escrotal, esta temperatura afecta a la espermatogénesis y como consecuencia, a la fertilidad masculina. La hipertermia escrotal puede ser minimizada modificado la posición (separando las piernas) y con un menor uso del ordenador portátil.

Puedes leer el artículo completo en:    62

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar