Por Mayra Rubio (bióloga y gestora científica).
Actualizado el 17/12/2012

Se sabe que hasta un 30 % de los bebés presentan trastornos a la hora de dormir. Posiblemente el principal motivo de ellos, sea el actual estilo de vida, en el que los hijos están expuestos a una sobreestimulación constante en el que se le resta importancia al descanso en el bebé.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Importancia de dormir bien

Por las noches es cuando el organismo del bebé produce, en mayor medida, la hormona que estimula su crecimiento, por lo que el sueño resulta de suma importancia para el desarrollo de los niños.

Los bebés con falta de horas de sueño necesitan que se les despierte por las mañanas y generalmente lo hacen sobreexcitados, de mala gana e incluso pueden presentar problemas de psicomotricidad así como una mayor facilidad para contraer alguna enfermedad.

Dormir las horas adecuadas y hacerlo de manera conciliadora y profunda, contribuye a la maduración del sistema nervioso del bebé y regula el crecimiento armónico de los distintos órganos.

Para conseguir esto, son básicos una serie de hábitos como una buena alimentación (lactancia materna), un buen mantenimiento de la temperatura corporal, es decir, que el bebé esté convenientemente abrigado y, por último que éste duerma con el culito limpio y seco, por lo que también es importante un cambio frecuente del pañal.

Bases fisiológicas del sueño

El fenómeno fisiológico del sueño se divide en dos períodos que se alternan durante la noche y que tienen distintas funciones:

  • Sueño profundo: reparador, sin movimientos oculares que sirve para la regeneración y restauración orgánica, la conservación de energía, síntesis de hormona de crecimiento, el estímulo del sistema inmunitario, la absorción de aminoácidos por los tejidos y el aumento de prolactina.
  • Sueño superficial: activo, de movimientos oculares rápidos que sirve para la maduración neuronal, la fijación de la atención, aprendizaje y la consolidación y almacenamiento de memoria a largo plazo.
Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Mayra Rubio
Bióloga y gestora científica
Licenciada en Biología, Bioquímica y Biología Molecular y Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV). Experiencia como técnico de laboratorio, bióloga de campo y técnico de análisis de datos genómicos. Gestión científica en diferentes centros hospitalarios. Más sobre Mayra Rubio
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

One comment

    1. Pablo

      Mi nena duerme como un bebé, nunca mejor dicho. El sueño es reparador en todos los aspectos.