Un miembro más en la familia

Tras el parto, los cambios físicos u emocionales que sufre la mujer así como el cansancio ante la llegada de un miembro más a la familia, pueden hacer que la mujer reduzca su deseo sexual, especialmente en los primeros meses.

Además, el descenso de testosterona y el aumento de la prolactina durante la lactancia también contribuyen a la reducción de la líbido.

Puedes leer el artículo completo en:    52

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar