¿Cómo se diagnostica el síndrome de Kallmann?

Última actualización: 07/11/2018

Para hacer un diagnóstico del síndrome de Kallmann, en primer lugar, habrá que hacer análisis de sangre para determinar los valores hormonales y saber si hay un déficit en la producción de la GnRH.

Puesto que el síndrome de Kallmann se encuentra asociado a trastornos del sentido del olfato, es posible hacer también una evaluación olfativa, aunque estas pruebas dan unos resultados un poco confusos. Los bulbos olfativos también pueden evaluarse a través de una resonancia magnética nuclear.

Por último, un test genético detectará los genes afectados que pueden dar lugar al síndrome de Kallmann.

Puedes leer el artículo completo en: ( 227).
Por (embrióloga).
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.