El IVI desarrolla una nueva técnica no invasiva para detectar anomalías genéticas en el embrión antes de su implantación en el útero

Por (licenciada en ciencias y artes de la comunicación y graduada en derecho).
Actualizado el 29/05/2009

El estadio de preimplantación de los embriones es una fase difícil de estudiar, sin embargo, la Fundación IVI ha logrado implementar una técnica para hallar anomalías en los embriones y poder identificar cuándo están listos para ser implantados en el útero.

14 mayo 2009

La Fundación IVI, o llamada también el Instituto Valenciano de Infertilidad, ha logrado desarrollar, a través de un equipo de investigadores, una técnica por medio de la cual se puede llegar a identificar algunas anomalías en los embriones preimplantacionales.

Esta nueva modalidad de diagnóstico, que recibe también el nombre de metabolómica, hace posible el estudio “in vitro” de un embrión en su grado, o nivel, de normalidad para el nacimiento. Además, esta investigación ha podido hacer todo esto con el embrión sin legar a tocarlo para que no sufra, de ninguna manera algún daño en su normal desarrollo.

Antonio Pellicer, quien se desempeña como presidente del Instituto Valenciano de Infertilidad, o IVI, ha hablado dentro del contexto marcado por lo que fue el III Congreso Internacional IVI sobre Medicina Reproductiva, y ha dicho que a pesar de que los estudios se mantienen todavía dentro de una fase básica, los resultados que se están obteniendo hasta el momento llevan a ser optimistas en cuanto a la comprobación de si un embrión se encuentra sano y listo para ser implantado en el útero de su futura madre.

Lo que se estudia, detenidamente, son los metabolitos del líquido de cultivo en el que se encuentra el embrión, o lo que podríamos decir «lo que consume y excreta» en el tiempo que se encuentra en el líquido de estudio. Este proceso se debe hacer, de preferencia, una vez iniciado el día tercero del desarrollo del embrión y aporta información sobre los cromosomas; se comprueba que no exista ninguna alteración cromosómica que desenvoque en la inviabilidad del embrión. En el futuro se podrá analizar, además, la presencia de enfermedades hereditarias concretas como la fibrosis quística o las distrofias musculares.

La Fundación IVI junto a la Universidad de Yale son las únicas instituciones que se encargan de evaluar las posibilidades de éxito de esta técnica.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 María Sánchez Montes
María Sánchez Montes
Licenciada en Ciencias y Artes de la Comunicación y graduada en Derecho
Licenciada en Ciencias y Artes de la Comunicación y graduada en Derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Redactora periodística y gestión de redes sociales. Gerente general en Stratega Consulting Perú SAC. Más sobre María Sánchez Montes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.