Gas de la risa para aliviar los dolores de parto

El parto es un momento crucial que debe ser cuidado y vigilado para que trascurra con normalidad y si surge alguna complicación poder solventarla en cuanto aparece. Que el parto tenga que cursar con dolor y lágrimas es otra cosa. La epidural ha sido la elección de millones de embarazadas desde su descubrimiento en 1921, por un médico militar aragonés.

La epidural tiene muchos defensores pero también cuenta con detractores, debido a que la anestesia prolonga el parto al modificar e incluso bloquear el reflejo de pujo, las contracciones que se producen espontáneamente en la segunda fase del parto, tras la dilatación, y que provocan a la mujer el acto reflejo de empujar debido a la presión que se produce en los músculos pélvicos.

Fases del parto

En países como Reino Unido, Canadá los países escandinavos o Australia escogen el óxido nitroso rebajado para reducir la ansiedad y distraer el dolor, que no anularlo, durante el parto. El óxido nitroso o gas de la risa se mezcla con oxígeno en un 50% y se denomina entonox. Las ventajas que tiene sobre la anestesia epidural es que la mujer es completamente activa en el trabajo de parto, y no se modifica el reflejo de pujo. La clara desventaja es que no quita el dolor, sino que induce la relajación y facilita la distracción durante el parto.

Cómo actúa el gas de la risa en el parto

El gas no quita el dolor, pero concede a la mujer cierto control sobre la situación que hace habitualmente que otros anestésicos no sean necesarios. De cualquier modo, si el dolor se hace muy intenso, la epidural debe estar lista para ser inyectada si la mujer la pide y no hay contraindicación.

Las ventajas del gas es su fácil administración y eliminación por el cuerpo, casi la totalidad del gas se expulsa por la respiración. Su actuación es rápida y sus efectos son de corta duración, no afectando a la madre ni al bebé.

La inhalación es intermitente: Se inspira entotox al comenzar a sentir una contracción, se retira y se respira con normalidad. Es preciso orientar a la mujer sobre la técnica y las expectativas razonables de alivio del dolor, y familiarizarla con posibles efectos secundarios como un leve mareo en su utilización.

Alivio dolores parto

La Sociedad Americana de Anestesiología analizó los resultados en los países antes nombrados en los que la práctica de parto con gas de la risa se elige en un 60% de los casos, y avala su uso, por quedar demostrada su eficacia en estudios científicos como los recogidos en este trabajo que recoge los resultados de 26 estudios científicos con más de 2959 mujeres estudiadas.

Pese a su nombre, el empleo del gas no hay que tomarlo a broma y su uso ha de ser cuidadosamente supervisado, porque un uso inadecuado del mismo, un aumento en el ratio óxido nitroso/oxígeno puede dar mareos, y el aumento de la pureza de la mezcla puede ocasionar efectos alucinógenos y depresión respiratoria.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar