La reproducción asistida en la seguridad social en peligro

Durante las últimas semanas diversos medios han anunciado que pueden producirse recortes de la reproducción asistida dentro de la cartera de servicios que se incluyen en la Seguridad Social. Por lo que muchos pacientes dejaran de recibir estos tratamientos de la sanidad pública.

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) que se emplea para evitar la transmisión de enfermedades hereditarias a los futuros hijos y las distintas técnicas de reproducción asistida dejarían de ser financiados por el ente público. Con este recorte se calcula que se ahorrará unos 700 millones de euros. Los tratamientos de fertilidad no desaparecerán por completo, algunas prestaciones se quedarán como hasta ahora, otras aumentarán la restricciones para poder acceder y otras desaparecerán. Además depende de cada comunidad autónoma, de forma que los tratamientos de fertilidad gratuitos no son los mismos en todo el territorio español.

Opiniones sobre la exclusión de la reproducción asistida de la sanidad pública

Asociaciones de infertilidad y los expertos en este campo se han unido para declarar que la infertilidad sí es una enfermedad y así es reconocido por la OMS. Además remarcan la importancia de un financiamiento público: los costes en la reproducción asistida son elevados y ya hay un amplio porcentaje de pacientes que recurren a las clínicas privadas para evitar las largas listas de espera.

Desde ASEBIR (asociación española para el estudio de la biología reproductiva) insisten en que un 15% de los españoles presentan algún tipo de infertilidad y en el año anterior un 3% de los niños nacidos en España fueron concebidos mediante técnicas de reproducción asistida.

El Ministerio de Sanidad no se ha pronunciado al respecto de forma oficial. Simplemente han expuesto que el presupuesto de la reproducción asistida deberá revisarse para hacer un mejor uso de los recursos públicos. A principios de año se publicaron unas declaraciones de la Ministra Ana Mato en las que decía que la infertilidad no es una enfermedad. El Ministerio informó a la prensa explicando que las declaraciones estaban sacadas de contexto de una conversación privada, y que no se podían atribuir a la opinión real de la ministra.

Un comentario

  1. usuario
    MCCL

    y los q no tenemos papeles en q quedamos

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar