Por (licenciada en ciencias y artes de la comunicación y graduada en derecho).
Actualizado el 14/09/2009

Tras un estudio realizado en Suiza y presentado al congreso de la European Society of Cardiology, en Barcelona se habló sobre las complicaciones de los niños nacidos por fecundación in vitro en cuanto a las enfermedades cardiovasculares, las cuales se presentan en mayor medida en ellos que en los niños nacidos de manera natural.


31 agosto 2009

Si bien es cierto que las técnicas de reproducción asistida son de gran ayuda para aquellas parejas que desean tener un niño y no pueden hacerlo, hay algunas complicaciones que surgen posteriormente cuando un niño ha sido fecundado con la ayuda de la ciencia médica.

Un estudio llevado a cabo por un equipo de científicos en Suiza ha señalado el riesgo de contraer alguna enfermedad cardiovascular por parte de aquellos niños que han nacido por fecundación in vitro, ya que en estos niños las arterias presentan características que los hacen más propensos a este tipo de enfermedades, mientras que los niños nacidos de manera natural no presentan dicha característica en las arterias.

Para realizar esta investigación se estudiaron y compararon las arterias de 65 niños con una media de 11 años concebidos mediante fecundación in vitro y 54 niños concebidos de forma natural. Como conclusión del estudio se observó que los niños concebidos mediante técnicas in vitro presentaban un 20% menos de capacidad de vasodilatación de las arterias, un 17% más de rigidez de las arterias y un 34% más de estrés oxidativo en estas que los niños concebidos de manera natural. Todos estos datos son indicativos de una mayor propensión a enfermedades relacionadas con el corazón.

Sin embargo, Roberto Elosua, el cardiólogo que coordina el grupo de Investigación en Epidemiología y Genética Cardiovascular del Instituto Municipal de Investigación de Barcelona ha pedido cautela a la hora de interpretar estos datos ya que se deben realizar más estudios que coincidan en las conclusiones con este estudio para poder confirmar el incremento del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular en niños nacidos con técnicas in vitro.

Además, Elosua ha explicado que entre el 40 y el 55% de los factores causantes de la presentación de la cardiopatía isquémica son genéticos.

El estudio fue presentado al congreso de la European Society of Cardiology, que ha tenido lugar en la ciudad de Barcelona, donde se habló de la latente disfunción cardiovascular relacionada a los niños nacidos por fecundación in vitro.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 María Sánchez Montes
María Sánchez Montes
Licenciada en Ciencias y Artes de la Comunicación y graduada en Derecho
Licenciada en Ciencias y Artes de la Comunicación y graduada en Derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Redactora periodística y gestión de redes sociales. Gerente general en Stratega Consulting Perú SAC. Más sobre María Sánchez Montes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

3 comentarios

    1. María Tobon

      Como Cirujana Latinoamérica soltera sin hijos he consagrado mi maternidad a lo Espiritual hay mucho que ayudar a los demás tengo más de 45 años y soy Feliz Dios no ha permitido que tenga hijos sino hacer de mi una buena Cirujana para poder operat bien a niños y adultos y dar mucha alegría a los pacientes.El mundo egoísta no obedece a Dios y hace omiso a sus normas lo que seguimos sus palabras Dios mos ayudará siempre

    2. alexandra

      bueno yo creo que si se dan esos casos , porque aveces en el momento de realizar la fecundacionpuede ocurrir algun riesgo , que puede afectar en el feto del niño

      • MIGUEL ÁNGEL

        COMO COMPARAR LA FECUNDACIÓN NATURAL, EN LA QUE MILES DE ESPERMATOZOIDES COMPITEN POR FECUNDAR AL ÓVULO, EN UN MEDIO HOSTIL, CON UN TÉCNICO DE LABORATORIO, QUE ESCOGE UN ESPERMATOZOIDE “PORQUE LE CAE SIMPÁTICO”. LA NATURALEZA ES SABIA. Y EL EGOISMO DEL SER HUMANO, INFINITO. YO SOY ESTERIL. Y NO CONDENARÉ A MI HIJO A MORIR A LOS 40 AÑOS DE UN INFARTO, PORQUE YO TENGA LA NECESIDAD IMPERIOSA DE REALIZARME COMO PADRE. EN EL MUNDO HAY MILLONES DE PERSONAS QUE DECIDEN NO TENER HIJOS Y NO LES PASA NADA.