Posible aumento de la fertilidad gracias a la dieta mediterránea

Por (embrióloga).
Actualizado el 17/06/2012

A día de hoy, la infertilidad afecta al 10% de las parejas españolas. Los motivos son varios, eso sí, hay factores que generan infertilidad, como por ejemplo: consumo de alcohol, tabaco, cafeína o drogas, una baja actividad física, sobrepeso, tensión alta, un mal estilo de vida...

Según un estudio español, las mujeres que siguen una dieta mediterránea tienen un 44% menos de dificultades para conseguir un embarazo. La dieta mediterránea tiene un sinfín de beneficios para el cuerpo humano. La Universidad de Navarra ha realizado un estudio donde se demuestra que realmente la dieta mediterránea aumenta la posibilidad de embarazo y por lo tanto mejorar la fertilidad. La Universidad de Navarra ha realizado este estudio con la colaboración de 2000 mujeres entre los 20 y 45 años.

Gracias a este estudio, los investigadores descubrieron que aquellas mujeres que tenían buenos hábitos alimenticios y seguían una dieta mediterránea tenían muchas menos dificultades de concebir que aquellas mujeres que no lo hacían.

Las mujeres que participaron en el estudio seguían dos estilos de dieta: una de estilo más occidentalizado y otra de un estilo mediterráneo. El primer grupo se basaba en la ingesta de carnes rojas, comida basura, lácteos enteros, patatas, salsas, refrescos azucarados, etc. Por el otro lado, las mujeres que seguían una dieta mediterránea tenían un alto consumo de aceite de oliva virgen, pescado fresco, frutas y verduras, carne de ave al igual que lácteos bajos en grasas.

Se realizó un seguimiento a esta mujeres durante 6 años y medio y los especialistas e investigadores concluyeron que aquellas mujeres que seguían una dieta mediterránea presentaban un 44% menos de dificultades para quedarse embarazadas.

Infertilidad: Causas

Alrededor del 10% de parejas españolas tienen problemas de infertilidad. Sus causas, tanto femeninas como masculinas, son variadas pero entre ellas destacan los trastornos ovulatorios, endometrosis, problemas en las trompas de falopio y el cervix, patologías en el esperma, baja movilidad y/o calidad e incluso factores psicológicos.

Como se ha demostrado en este estudio, factores como la alimentación, malos hábitos como el consumo asiduo de tabaco o alcohol junto con poco ejercicio físico, hacen que la tasa de infertilidad aumente. Por ellos, los especialistas recomiendan seguir una buena dieta junto a buenos hábitos de vida y ejercicio diario, un año antes de intentar concebir.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.