Las técnicas de reproducción asistida, una alternativa a la infertilidad

Las técnicas de reproducción asistida, una esperanza para aquellas parejas con problemas de esterilidad que desean ver cumplido su sueño de ser padres.

En España casi el 15% de las parejas en edad fértil tienen problemas para tener hijos de forma natural, cada año el número de parejas infértiles aumenta en 16.000.

Gracias a las técnicas en reproducción asistida y los nuevos avances realizados en este campo, muchas parejas ven cumplido el sueño de ser padres.

De hecho la reproducción asistida es una de las ramas de la medicina que más investigación, desarrollo e innovación ha tenido en los últimos años, tal y como señala el dr. Miguel Ángel Fernández Pérez, jefe del laboratorio de FIV del Instituto Murciano de Fertilidad (IMFER).

El Instituto Murciano de Fertilidad se fundó en 1998, su director, el dr. Antonio Callizo Gutiérrez, nos cuenta el privilegio y la responsabilidad que supuso traer al mundo el primer bebé concebido mediante fecundación in vitro en la región de Murcia.

La técnica de ICSI no tiene ni 20 años de antigüedad, la primera microinyección fue descrita en el año 1992 por Palermo, desde entonces ésta se incorporó rápidamente como una novedosa y exitosa técnica de reproducción asistida, revolucionando el sector sobretodo en aquellos casos donde existe un factor masculino severo.

Así pues, la Reproducción Asistida se convierte en la única alternativa que tienen muchas de estas parejas para tener descendencia. El aspecto psicológico en estas parejas es muy importante, ya que acuden normalmente a los centros de reproducción tras varios años intentando ser padres, sin ver cumplidos sus deseos y con la desesperación que ello conlleva. El tratamiento personalizado, el buen trato y sentirse acogidos son algunas de las características que estos pacientes esperan y buscan de los centros de reproducción.

En estos centros se ofrecen técnicas tales como Inseminación Artificial, FIV/ICSI, Donación de Ovocitos o Embriones y técnicas más avanzadas con el DGP (diagnóstico genético preimplantacional) o técnicas más novedosas como la IMSI (Inyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados). La técnica de IMSI, nos permite seleccionar morfológicamente los espermatozoides de una manera más detallada gracias a un objetivo de gran aumento incorporado al microscopio.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar