¿Están los pitillo afectando a la descendencia de los modernos?

Nada en la etiqueta, ninguna advertencia de la tienda ni un anuncio de la marca al respecto. Al elegir ese par de pantalones pitillo, ultra slim, todos permanecieron en silencio. Aunque nunca te hubiese preocupado la posibilidad de tener hijos, sorprende descubrir, vía Twitter, que los pantalones pitillo afectan a los testículos. El periódico Daily Mail ha publicado un artículo en el que el doctor Hilary Jones sentencia a los hombres con pitillos a no tener hijos en el futuro. El motivo: los pitillo son demasiado estrechos y afectan a la capacidad de procrear.

Los pantalones estrechos afectan a la fertilidad masculina.

En otros tiempos nadie prestaba atención a la presión testicular. Ahora, que, gracias a las redes sociales, se ha infiltrado en todas las capitales del mundo, se descubre que está asfixiando los bajos de inocentes jóvenes de todo el mundo. Terrible. Quizá por eso los dandis abandonaron esta vestimenta. Ante la duda lo mejor es acudir a un especialista. “La calidad del esperma lleva años decayendo, desde los primeros estudios de calidad seminal que se hicieron. Esto no puede atribuirse sólo al uso de pantalones pitillo. La realidad es que muestras que hoy en día se encuentran por encima de los valores de referencia de la OMS (Organización Mundial de la Salud), hubieran sido diagnosticadas como patológicas hace sólo algunos años”, contesta Muriel Cuadros, bióloga, moderna fan de los pitillo y trabajadora en la clínica de fertilidad ProcreaTec.

El doctor entrevistado en el artículo insiste, “Piensa en tu salud y no en tu imagen”. Si eso hubiese ocurrido a lo largo de la historia, igual los chándales eran uniforme oficial, y saludable, de la sociedad. Pero en los 50 no se sabía nada, la felicidad imperaba; como en los 90 en España. En esa época la prenda se impregnó de un halo de rebeldía gracias a Mick Jagger o Bob Dylan. Después, lo hipster los hizo imprescindibles para las noches fiesteras, las tardes de café o las cervezas callejeras.

Kim Novak no pensaba en el bienestar de sus tobillos cuando corría por San Francisco con unos tacones de vértigo ni David Bowie en su pelo cada vez que se lo decoloraba. Por lo que no era esperable que los modernos pensaran en su descendencia cuando se embutían en sus pantalones. Jagger se ha pasado media vida dentro de ellos y tiene seis hijos, como mínimo, y Julian Casablancas, cantante de The Strokes, es padre. Los pitillo pueden no pueden ser la piedra filosofal de los problemas sexuales-reproductivos de la posmodernidad. Por si acaso, habrá que informarse sobre las posibilidades de congelar esperma y poder llevarlos con estilo y tranquilidad.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar