Historia de Eduisa

Por (embrióloga).
Actualizado el 01/03/2009

Nada va a llenar el vacío que tenemos al no poder ser padres, por ello tras 3 IA y una FIV fallidas vamos a por nuestra segunda FIV.

Mi nombre es Isabel, o como me conocen en la web Eduisa, y mi esposo es Eduardo. Somos peruanos.

Yo tengo 38 años y Edu 39.
Hace casi cuatro años atrás recién me case, después de 17 años de enamorados a escondidas sin pensar que los años pasaban para ser padres. Todo ello porque yo tenía mucho temor de dejar sola a mi mama, que es mi adoración. Ella al principio no quería a Edu, pero ahora lo estima mucho; si yo hubiese sabido eso hace muchos años me hubiera casado y ahora ya tendríamos hijos.

A los dos años de casados nos planteamos ser padres, fuimos a consulta y nos hicieron todas las pruebas de fertilidad a mi esposo y a mí. Resultó que todo estaba bien aparentemente. Me dijeron que tengo ovarios poliquísticos; unos médicos me querían operar y otros no.

Al principio tuvimos relaciones programadas: me estimularon los ovarios con pastillas y nos dijeron cuando debíamos tener relaciones. Este método no funcionó, el óvulo se convirtió en un quiste y me dieron un tratamiento con anticonceptivos para normalizar el ovario.

Pasamos a las inseminaciones artificiales; nos realizamos tres inseminaciones, todas ellas con altas dosis de hormonas debido a mi edad, según el doctor. En ellas desarrolle un solo óvulo, por lo que no tenía muchas posibilidades de salir embarazada y el resultado fue negativo.

Todos estos negativos me marcaron y hacen que me arrepienta por no haber sido valiente y decidir por mi felicidad; yo jamás pensé que iba a pasar por todo esto.

Tras esto, pasamos a la fecundación in vitro. En nuestra primera FIV solo se obtuvieron dos ovocitos y también resultó negativa.

Mi esposo es mi media naranja, es maravilloso. Él me adora, está a mi lado dándome fuerzas para seguir adelante. Le planteé adoptar un niño, pero él me dice que esperemos un poco porque quiere que podamos tener nuestros propios hijos y si no puedo quedar embarazada sí que vamos a adoptar.

Ahora vamos a por nuestro segundo intento en FIV con la esperanza y fe en Dios.

Les cuento mi historia para que aquellas mujeres que se dedican solo a trabajar, a crecer profesionalmente y van postergando la maternidad sin pensar en el estrés, la carga de trabajo o el hecho de esperar a tener todas las comodidades, se den cuenta que nada va a llenar el vacío que tenemos al no poder ser madres.

Ahora estoy más cerca de Dios y dejo que él decida por mí. Antes yo le reprochaba ignorantemente, no quería entender sus designios, y ahora si lo hago, por que el me ha hecho sentir su presencia en cada prueba que nos da. Me era difícil entender porque nos duele y él ve hasta donde o cuanto lo amamos.
Amigas mucha fe.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.