Investigadores de Argentina crean un dispositivo que mejoraría la fertilización asistida

Por (licenciada en ciencias y artes de la comunicación y graduada en derecho).
Actualizado el 28/10/2009

Un grupo de científicos pertenecientes al Conicet y a la Universidad Nacional de Córdoba, ha creado un dispositivo que permitirá la elección de espermatozoides de buena calidad para realizar la fertilización de los óvulos. El fin perseguido es mejorar las técnicas de fertilización tanto en humanos como en animales.

12 de Octubre 2009

Laura Giojalas, directora del grupo de investigación, ha dirigido durante más de diez años estudios que han permitido llegar a la creación de este dispositivo, que mejorará notablemente las técnicas de fertilidad que son utilizadas tanto en los humanos como en los animales.

La investigadora, analizó durante años la comunicación existente entre los espermatozoides y los óvulos en mamíferos y pudo ratificar que en éstos se genera un comportamiento parecido al que ha sido documentado en organismos con reproducción externa.

Síguenos en Instagram

Siempre se pensó que cuando el semen se encuentra dentro del espacio reproductivo femenino, los espermatozoides llegaban sin ningún tipo de guía. Sin embargo, hace aproximadamente unos 12 años se pudo comprobar que no era así y que sólo un porcentaje de los espermatozoides tiene una respuesta a la señal química logrando entonces hacer contacto con el óvulo.

Ante este descubrimiento, se buscó algún tipo de medio que pudiera detectar esta población de espermas tan particular y fue así que crearon un dispositivo de videomicroscopia y análisis de imágenes. A través de él, pudieron identificar la progesterona (molécula que es la encargada de atraer a los espermatozoides) que se produce y es absorbida por los células que rodean el óvulo.

Tras este descubrimiento, crearon una pequeña cámara de acrílico que posee dos compartimientos: en uno se colocará progesterona y en el otro espermatozoides. El dispositivo crea entonces, una escala de concentración que guiará a los gametos masculinos y así puede verse que los que se encuentran aptos para responder a la señal pasan al otro compartimiento. De esta forma es factible optimizar la calidad de los espermatozoides, tanto para la inseminación artificial humana como veterinaria.

En definitiva, lo que el dispositivo hace es concentrar los pocos espermatozoides de buena calidad que existan, lográndose así aumentar en unas 200 veces la cantidad de espermatozoides buenos y con ello tener más posibilidades de fertilizar el ovocito. Fue desarrollado en un año, y se tardó otro tanto para patentarlo. Por el momento el grupo se encuentra analizando si lo venderá a alguna farmacéutica o lo lanzará por cuenta propia. En la actualidad, existen ya algunas empresas interesadas en invertir en el producto.

La aplicación será probada en clínicas de fertilización de Chile y España, y además será utilizado en un estudio para medir la calidad del esperma en trabajadores de fábricas en Brasil que poseen riesgo de contaminación.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 María Sánchez Montes
María Sánchez Montes
Licenciada en Ciencias y Artes de la Comunicación y graduada en Derecho
Licenciada en Ciencias y Artes de la Comunicación y graduada en Derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Redactora periodística y gestión de redes sociales. Gerente general en Stratega Consulting Perú SAC. Más sobre María Sánchez Montes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.