Las donaciones de óvulos y esperma se han incrementado tras la crisis económica

Por (embrióloga).
Actualizado el 02/03/2009

Las donaciones remuneradas de esperma y óvulos se disparan en Estados Unidos por la crisis. En España las clínicas de reproducción asistida también han detectado un aumento de donantes.

4 de Enero de 2009

La recesión económica que Estados Unidos viene sufriendo ya desde hace un año ha empezado a dictar términos mucho más interesados incluso en el terreno de las donaciones de múltiples productos humanos, como esperma, óvulos, plasma sanguíneo e incluso cabello.

El mercado sanitario en Estados Unidos permite obtener entre 45 y 75 euros por una donación de esperma y hasta más de 5.000 euros por la donación de óvulos.

Las solicitudes para convertirse en donantes de semen en, por ejemplo, un banco especializado de Seattle se han triplicado, pasando de 50 interesados a 150 al mes, según los cálculos realizados por el canal de televisión MSNBC.

La cantidad de mujeres que se ha interesado por realizar donaciones de óvulos, desde Houston a Chicago, se ha incrementado al menos un 30% en comparación al año pasado, aseguran responsables de programas concentrados en la búsqueda de óvulos.

Las entidades que aceptan este tipo de donaciones explican a los posibles donantes que no están vendiendo productos humanos a cambio de dinero e insisten en que solamente se ofrece compensación monetaria en concepto de molestias y desplazamientos.

Solamente un pequeño porcentaje de los posibles donantes motivados por un cheque cumplen con los requisitos sanitarios para completar sus deseadas transacciones.

La donación de óvulos puede ser un proceso especialmente complicado, laborioso y cansado a pesar del dinero que se ofrece. Además, ninguna agencia acepta mujeres donantes mayores de 32 años, concentrándose sobre todo en menores de 29.

En cuanto a las donaciones de esperma, de cada mil voluntarios, solamente nueve suelen pasar un riguroso proceso de selección en búsqueda de cantidad y calidad, además de pruebas médicas y psicológicas.

Este fenómeno también está sirviendo para dejar en evidencia la falta de regulación. Ya que en Estados Unidos, el sector de la reproducción asistida, no mantiene un registro nacional sobre sus donantes de esperma y óvulos, pese a estar originando ya más de 5.000 recién nacidos al año. Expansión posible gracias también al uso de «madres de alquiler», con unos incentivos que oscilan entre los 13.500 euros por una gestación y hasta más de 17.000 euros en el caso de gemelos.

Estas prácticas también plantean inquietantes cuestiones éticas. En opinión de Art Caplan, director del Centro de Bioética de la Universidad de Pensilvania, este fenómeno cuestiona un sistema que invoca el concepto de donante cuando en realidad se trata de un sistema de vendedores motivados por pagos, no por motivos altruistas. Si en tiempos difíciles, alguien intentase vender un bebé, habría un asegurado desprecio moral, pero si uno vende los ingredientes para producir un bebé, incluido el horno, no prestamos atención.

Una joven que estudie en Harvard o en otra universidad norteamericana de prestigio puede resolver sus necesidades económicas si está dispuesta a vender sus óvulos a una clínica de reproducción asistida. Esos óvulos con «pedigrí», de chicas sanas, guapas y con un buen cociente intelectual se cotizan alto. Sería un mal negocio ofrecerlos por menos de 4.000 dólares y en los casos más especiales pueden alcanzar los 60.000.

En España todas las donaciones tienen un carácter altruista y es ilegal ofrecer dinero o cualquier compensación a cambio de éstas. Sólo existe una excepción, en el caso de los óvulos y del esperma, se retribuye con una cantidad no lucrativa para compensar las molestias que ocasiona el tratamiento.

La Ley de Reproducción Asistida permite la donación siempre que sea anónima, no importan ni las aptitudes intelectuales ni las características físicas de los posibles donantes. La retribución en la donación de óvulos oscila entre los 500 y los 1.000 euros en función de lo que acuerde cada centro. En Cataluña, las clínicas han acordado una cantidad única para evitar la competencia entre centros: 900 euros por proceso de donación de óvulos y 50 euros en el caso de las donaciones de esperma.

En las donaciones de óvulos se realiza una compensación especial ya que el proceso puede superar el mes e implica numerosas pruebas, un tratamiento hormonal para estimular la producción de óvulos y, por último, pasar por el quirófano. La extracción de óvulos necesita una punción que se realiza en el quirófano bajo sedación, en un proceso que dura unos 15 minutos y no requiere ingreso hospitalario.

La cantidad de donaciones de óvulos se ha incrementado, aunque vista la compensación económica los expertos en reproducción asistida no creen que esto anime a las donantes españolas, parece que hay más mujeres concienciadas y no existe tanto temor al proceso.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.