Primer nacimiento en España tras aplicar Eeva

El novedoso sistema Eeva (test de Evaluación de Viabilidad de Embrión Temprano) analiza el desarrollo del embrión en sus primeros tres días de vida facilitando al biólogo la evaluación y elección del mejor embrión para la transferencia. Se basa en la combinación de dos herramientas principales:

  • La incubación time-lapse permite la captación de imágenes del desarrollo del embrión sin alterar las condiciones de cultivo del embrión ya que evita tener que sacarlo del incubador para su visualización bajo microscopio.
  • Un software informático específico que predice el potencial de desarrollo del embrión con una eficacia del 85% gracias a un minucioso análisis matemático del ritmo de división.

La eficacia del test Eeva fue validada en 2012 y desde junio de este años está permitida su comercialización y uso.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Evaluar la viabilidad de los embriones

La semana pasada nació en España el primer bebé cuya selección y posterior transferencia embrionaria se realizó tras la utilización de este sistema de evaluación embrionaria. Su nombre es Alba y ha nacido en Alicante gracias a la aplicación del sistema Eeva en la técnica de reproducción asistida de fecundación in vitro.

Tal y como afirma la madre de la pequeña Alba “ha sido muy importante la aplicación de este avanzado sistema que además nos ha permitido reducir el tiempo de sufrimiento”.

La evaluación de la viabilidad de los embriones con este sistema permite:

  • Objetividad en la selección de los embriones a transferir
  • Reducción de la manipulación y alteración de las condiciones de cultivo
  • Reducción del número de embarazos múltiples

Selección embrionaria objetiva

Una de las mejoras que ofrece el sistema Eeva a la hora de seleccionar los embriones con mayor potencial de implantación es la objetividad. El sistema Eeva permite la homogenización de los criterios de evaluación.

Hasta el momento la evaluación de los embriones se realizaba en base al análisis de la morfología de los mismo bajo visualización en microscopio. Esta valoración, muy subjetiva, podía varía no solo entre países o centros sino también dentro de un mismo laboratorio en función del criterio personal de cada embriólogo.

Por ello, la posibilidad de disponer de datos objetivos sobre los embriones supone un gran avance ya que permite una mejor elección de los embriones y con ello un aumento de las probabilidades de éxito de los tratamientos reproductivos.

Evaluar los embriones de forma no invasiva

Puesto que este nuevo sistema de incubación incorpora una cámara de última generación, para poder analizar los embriones no es necesario abrir el incubador, extraer los embriones, visualizarlos al microscopio y volver a introducirlos en el incubador.

Al evitar todas estas acciones, reducimos al máximo las alteraciones de las condiciones de cultivo como presión atmosférica, temperatura o luz.

Tan y como se ha demostrado en numerosas investigaciones, las técnicas de imagen a las que son sometidos los embriones con este sistema no tienen efectos nocivos sobre el desarrollo de los mismo.

Menos embarazos múltiples

La mejora en la evaluación de los embriones y en la selección de aquellos con mayor capacidad de implantación, implica una reducción en el número de embarazos múltiples ya que favorece la transferencia de un único embrión con éxito. Este es uno de los objetivos perseguidos por los profesionales en reproducción asistida.

Un comentario

  1. usuario
    GloriaHSIA

    Enhorabuena a los papás de Alba, disfrutad de vuestra pequeña! Yo también he decidido utilizar este procedimiento para tener a mi bebé. Espero tener la misma suerte que vosotros! :)

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar