Por María Rodríguez Ramírez (embrióloga).
Actualizado el 09/12/2014

Estar embarazada es una de las mejores y más reconfortables etapas de tu vida. Simplemente el hecho de dar vida a un nuevo ser es algo maravilloso, pero ¿qué pasa con tu cuerpo? ¿Y tu pareja? ¿Qué pasa con la vida sexual?

Si es tu primer embarazo, es muy normal que tanto tú como tu pareja os sintáis preocupados sobre el teme del sexo, y si pueden o no provocar algún daño al bebé. Esta duda principalmente es la que lleva a un gran número de parejas a dejar su vida sexual de lado, pero no es así.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Beneficios

El sexo no es dañino para el bebé debido a que se encuentra protegido y seguro dentro del útero, y por supuesto que un orgasmo no va a afectar esta situación, al contrario, puede ser muy beneficioso para él ya que durante el coito, recibirá más oxigenación debido a la irrigación sanguínea que se produce.

A demás el sexo puede funcionar como una herramienta para inducir el parto, al final del embarazo y más si tu parto se retrasa, también está permitido tener intimidad con tu pareja. El semen ayuda a suavizar y dilatar el cuello del útero, mientras que la estimulación de los pezones puede provocar contracciones y el comienzo del trabajo de parto.

Recomendaciones a seguir

Para poder disfrutar de ello, hay que seguir unas serie de puntos que se describen a continuación:

  • Consulta siempre a tu médico, recuerda que el cuerpo de cada mujer es distinto y por eso es necesario que hagas caso a lo que tu médico te recomiende en cuanto al sexo durante el embarazo.
  • ¿Sabías que el sexo durante el embarazo es un excelente ejercicio muscular y que ayudará a que el parto sea más sencillo y menos doloroso?
  • Según los especialistas, las mejores posiciones durante el embarazo son aquellas en las que la mujer debe de estar arriba, la posición de cuchara (de lado) o aquella en la que debes apoyar las manos y rodillas sobre alguna superficie.
  • La posición menos recomendada es la del misionero, aquella donde el hombre debe colocarse arriba, debido a que su peso puede resultar perjudicial para la mujer y el bebé.
  • Si existen molestias durante el sexo, es recomendable que se utilice algún tipo de lubricante, si se presenta algún sangrado, es indispensable acudir inmediatamente al médico.
  • La practica del sexo oral ayuda a mantener el vínculo efectivo y la pasión en la pareja evitando caer en la rutina.
  • Procura tener una buena disposición previa ya que es conveniente para ambos y fundamental que siempre se mantenga una excelente comunicación durante este periodo.
  • Puedes incorporar elementos que aumenten tu comodidad como almohadas para evitar ciertas molestias. No olvides los pijamas y lencerías sexys.
  • El clítoris y el punto G es más prominente debido al aumento de la circulación, por eso la respuesta sexual y el orgasmo se verán favorecidos.
  • Es muy común que las mujeres embarazadas experimenten un aumento del deseo sexual. No os asustéis ya que se debe a las hormonas que se producen.
Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

Grado en Biología y Grado Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico por la Universidad de Valencia (UV). Más sobre María Rodríguez Ramírez
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.