Lucha contra el SIDA: ¿cómo se contagia el VIH a través del semen?

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 26/11/2018

El 1 de diciembre se celebra el día mundial de la lucha contra el SIDA, una enfermedad que afecta a miles de personas en todo el mundo y que a día de hoy no tiene cura definitiva, aunque sí tratamiento para paliar los síntomas.

La enfermedad del SIDA está causada por el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), el cual destruye las células del sistema inmunitario y debilita todo el organismo del ser humano.

En este artículo explicaremos las distintas formas de transmisión del virus, pero nos centraremos en detallar cómo se produce el contagio del SIDA a través del esperma.

Diferencias entre VIH y SIDA

Es muy habitual confundir los términos de VIH y SIDA, pero en realidad no son lo mismo. A continuación, vamos a describir qué es cada uno de estos conceptos:

VIH
virus de la inmunodeficiencia humana. Es el agente causal de la enfermedad. Un retrovirus que afecta al sistema inmunitario de las personas contagiadas destruyendo los linfocitos encargados de la fabricación de anticuerpos.
SIDA
síndrome de la inmunodeficiencia adquirida. Este término se utiliza para describir la última fase de la infección por VIH, donde aparecen los síntomas graves debido a la debilidad del sistema inmunitario del afectado. En este punto aparecen las llamadas enfermedades oportunistas, infecciones o neoplasias que amenazan la vida de la persona infectada porque su cuerpo no es capaz de defenderse.

Es muy importante destacar que no todas las personas seropositivas (infectadas por el VIH) acaban desarrollando SIDA. Hoy en día, los tratamientos con antirretrovirales permiten a los afectados mantener su carga viral controlada y llevar una vida normal.

¿Cómo actúa el VIH?

El VIH no puede replicarse por sí solo una vez ha infectado al huésped. Para ello, el virus necesita utilizar la maquinaria interna de replicación de algunas células.

Generalmente, el VIH se dirige hacia los linfocitos T4 del sistema inmune, aunque también invade otro tipo de células como macrófagos y células dendríticas.

Los linfocitos T4 o CD4 son las células del sistema inmunológico encargadas de combatir los agentes infecciosos gracias a la fabricación de anticuerpos.

La unión entre el virus y el linfocito tiene lugar a través de los receptores CD4 que estas células poseen.

A continuación, el VIH introduce su material genético en el interior celular, el cual se integra en el ADN del linfocito y así puede multiplicarse.

La carga viral hace referencia al número de copias del virus que hay en la sangre de los afectados. A mayor carga viral, menor será la población de linfocitos sanos y más debilitado estará el sistema inmunitario.

Vías de transmisión del VIH

El VIH es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más temida debido a los graves efectos que provoca y a que no existe una cura definitiva.

Las principales vías de contagio del VIH son las siguientes:

  • Sangre
  • Fluidos como el semen y las secreciones vaginales
  • Embarazo y lactancia

Por tanto, el VIH puede transmitirse a través de las relaciones sexuales, heridas abiertas, intercambio de jeringuillas o cualquier otro material cortante, etc.

Cabe destacar que la concentración de carga viral en la sangre es mucho mayor que en el líquido seminal y vaginal. Una pequeña cantidad de sangre puede causar el contagio, mientras que el riesgo de transmisión sería menor para esa misma cantidad de fluidos sexuales.

En cualquier caso, las prácticas sexuales sin preservativo con una persona con VIH son arriesgadas, pues durante las relaciones íntimas es fácil que se produzcan pequeñas heridas que puedan favorecer la transmisión sanguínea del virus.

A continuación, vamos a explicar con más detalle estas vías de transmisión del VIH.

Por vía sanguínea

Como hemos dicho, la sangre es el fluido con mayor capacidad de infectabilidad del VIH. Por tanto, cualquier contacto de heridas o mucosas con la sangre de una persona con VIH tendrá un alto riesgo de contagio.

Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Compartir jeringas, agujas u otro material de inyección.
  • Compartir cualquier instrumento cortante que haya estado en contacto con sangre infectada, como las cuchillas de afeitar.
  • Compartir instrumentos punzantes y cortantes no esterilizados para perforaciones en la piel, como los utilizados en tatuajes, “piercings”, acupuntura, perforación de orejas, etc.

Hay que tener en cuenta que, con las condiciones de temperatura adecuadas, el VIH podría vivir en una aguja usada hasta 42 días.

Las transfusiones sanguíneas ya no se consideran una vías de contagio, gracias a los estrictos controles realizados en la sangre donada.

Sexo sin protección

Tanto el sexo vaginal como el anal son las formas más comunes de contagio del VIH. Por esta razón, es recomendable que tanto las relaciones heterosexuales como homosexuales sean protegidas, es decir, con métodos de protección de barrera como el preservativo.

Por otra parte, aunque la saliva no es un medio de contagio, las relaciones sexuales orales no quedan totalmente excluidas de la probabilidad de transmisión. Si bien es cierto que el riesgo es menor, puede haber pequeñas heridas en la boca que permitan la transmisión por vía sanguínea.

El semen es el medio de transmisión más conocido del VIH por vía sexual. Concretamente, el semen está compuesto por espermatozoides y líquido seminal. Las partículas del virus se encuentran suspendidas en este líquido seminal o incluso pueden adherirse a los espermatozoides.

Por último, es importante destacar que el contagio del VIH puede producirse tanto de hombre a mujer como de mujer a hombre, así como también entre personas del mismo sexo.

Transmisión vertical

La transmisión vertical del VIH hace referencia a la transmisión del virus de la madre al bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia.

Las madres con una alta carga viral tienen un mayor riesgo de transmitir el VIH a su hijo durante la gestación debido a la circulación sanguínea compartida a través de la placenta y el cordón umbilical.

También hay un riesgo de transmisión durante la lactancia, pues el VIH puede encontrarse en la leche materna. Por tanto, será necesario recurrir a la lactancia artificial en los casos de madres seropositivas.

Vías de NO transmisión del VIH

A diferencia de otros tipos de virus, el VIH no se transmite por el aire ni por el agua, ya que éste no es capaz de sobrevivir fuera del cuerpo humano.

Tampoco son vías de contagio del VIH las siguiente situaciones:

  • Contacto con la saliva, las lágrimas, el sudor, las heces o la orina. Por tanto, no hay ningún problema en tocar o besar a una persona con VIH.
  • Compartir vajilla, alimentos o bebidas.
  • Compartir ducha, inodoro o toallas.
  • Picaduras de mosquitos. Ni los animales ni los insectos son portadores de VIH.

Por lo general, no hay ningún riesgo en convivir con una persona con VIH. Además, los grandes avances en los tratamientos con antirretrovirales han permitido a los afectados reducir su carga viral hasta niveles indetectables (<50 copias/ml).

Preguntas de los usuarios

¿Cuál es la probabilidad de contagio del VIH con preservativo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Si las relaciones sexuales con una persona seropositiva se mantienen con preservativo, la probabilidad de contagio es muy baja, pues el preservativo impedirá el contacto entre fluidos sexuales y también el contacto con la sangre que pueda liberarse tanto vaginalmente como a través de alguna herida que haya podido producirse.

¿Se puede contagiar el VIH por roce de genitales?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Aunque la probabilidad es baja, si el roce de genitales es directo, es decir, sin ropa interior, el contagio es posible, siempre que haya habido contacto de fluidos sexuales o sanguíneos a pesar de no haber habido penetración.

¿Hay riesgo de contagio de VIH por pinchazo accidental?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Como hemos comentado en el artículo, una de las vías más fuertes de contagio es la vía sanguínea, pues la concentración de virus en sangre de una persona contagiada es elevada. Por esta razón, un pinchazo accidental o voluntario con una jeringa o algún material punzante puede ser motivo de contagio.

¿Existe probabilidad de contagio de VIH por rotura del preservativo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Si el preservativo se ha roto y ha habido contacto con el fluido seminal de un hombre portador, la mujer tiene un alto riesgo de ser contagiada.

¿Puede haber partículas de VIH en el líquido preseminal?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Sí, las partículas virales se encuentran principalmente en el plasma seminal por lo que el líquido preseminal puede ser motivo de contagio.

Lectura recomendada

Si te interesa obtener más información sobre todo lo relacionado con el VIH y el embarazo con VIH, puedes seguir leyendo aquí: Tener un hijo con VIH: opciones reproductivas y posibles riesgos.

Para más información sobre los riesgos de la transmisión vertical del VIH, te recomendamos acceder al siguiente post: El control prenatal en el embarazo con VIH.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.