Ética y madres de alquiler

Por (embrióloga).
Actualizado el 24/10/2014

Una de las técnicas más controvertidas de reproducción asistida es la popularmente conocida como “madre de alquiler”, que sigue generando muchos dilemas éticos.

Desde el nacimiento del primer “bebe probeta” a finales de los años 70, las técnicas de reproducción han logrado miles de nacimientos de niños sanos y han devuelto la esperanza y la alegría a muchos padres. En las últimas décadas el avance de estas técnicas ha sido espectacular, apareciendo nuevas maneras de experimentar la maternidad. La ética ha estado ligada íntimamente a la reproducción asistida y han ido apareciendo dilemas éticos sobre su uso.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Ley 14/2006

Para que la utilización de estos métodos estuviera regulada jurídicamente se creó en 1988 la primera ley específica sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida que se ha ido actualizando según ha ido avanzando. Su última actualización fue en el año 2006.

El principal problema ético que se plantea es si el derecho a procrear y formar una familia debe llegar hasta el punto de promover ciertas técnicas de reproducción como la subrogación o gestación por sustitución.

Problemas éticos en la gestación subrogada

¿Qué es la gestación subrogada?

La subrogación gestacional o útero subrogado, tradicionalmente “madre de alquiler”, consiste en que una mujer queda embarazada y gesta un bebé de otra mujer que, por algún problema reproductivo o médico, no puede. Ese bebé puede venir del óvulo y el espermatozoide de los padres, conservando la herencia genética de los dos progenitores o bien venir del óvulo de la madre sustituta con los espermatozoides del padre biológico.

Según el Dr. Sánchez Aristi, profesor de Derecho Civil de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, la legislación debería tener una respuesta para cada supuesto que se plantee en lo referente al tema reproductivo.

El profesor Aristi expone diversos criterios que la legislación sobre subrogación debería contemplar como que el uso de esta técnica se relacione sólo con aquellas parejas que tengan una imposibilidad médica o fisiológica para gestar un bebé, que existan centros regulados y autorizados para llevar a cabo esta técnica, la existencia de una garantía de que todas las partes han recibido asesoramiento médico y jurídico, consentimientos informados para todas las partes, etc.

Situación en España

De momento en España la subrogación no está permitida, sin embargo en otros países como EE.UU, Canadá o Rusia está a la orden del día. Algunas parejas españolas viajan a estos lugares con la última esperanza de poder ser padres biológicos y ver cumplido su sueño.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Teresa Rubio Asensio
Teresa Rubio Asensio
Embrióloga
Máster Universitario en Medicina y Genética Reproductivas por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM). Profesora de cursos de Embriología Clínica en la UHM. Miembro y redactora de contenidos científicos en ASEBIR y ASPROIN. Embrióloga especialista en Medicina Reproductiva en UR Virgen de la Vega. Más sobre Teresa Rubio Asensio

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.