Por María Sánchez Montes (licenciada en ciencias y artes de la comunicación y graduada en derecho).
Actualizado el 06/10/2009

La donación de semen se ha transformado en un tema controvertido. Para muchas parejas con problemas de fertilidad es la esperanza de poder realizar el sueño de ser padres; para otro sector es un negocio muy lucrativo; y, para un tercer grupo representa un conflicto ético importante.

Dinamarca posee el banco de semen más grande del mundo

2 de Octubre 2009

La organización Cryos International con sede en Dinamarca, posee el banco de semen más grande del mundo, contando en la actualidad con 65.000 mililitros de esperma. Esta organización abastece de semen a clínicas de fertilización de más de 60 países, estando entre sus clientes Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

“Para nosotros es relativamente fácil atraer suficientes donantes, tanto que hasta podemos exportar. No se trata tanto del esperma danés como tal, sino de nuestra legislación, que es mucho más liberal. No tenemos restricciones o limitaciones para atraer a los donantes”, ha declarado Ole Schou, director del banco de semen danés.

Schou, también ha hablado de la posibilidad de abrir una franquicia en Venezuela, hecho que demuestra que financieramente es un muy buen negocio “Tenemos una ganancia anual de 3 millones de euros y la demanda aumenta cada año, si tomamos en cuenta que ya son más de 20.000 los niños concebidos con esperma danés exportado”, afirmó.

Por otro lado, el doctor Roberto Coco, director de Fecunditas (centro de medicina reproductiva y genética de Argentina) ha explicado que una de las preocupaciones de quienes trabajan en procesos de fecundación asistida es que el esperma de un donante pueda ser usado en varias inseminaciones, dentro de una misma área geográfica.

Este riesgo disminuye al adquirir semen de otros países, como los proporcionados por Cryos International. Además, para Coco es importante el adquirir muchas veces semen del extranjero para poder conservarse las características raciales de los padres.

Existen también quienes sostienen que la exportación de semen danés estaría propagando la genética caucásica, y de acuerdo con el médico argentino esto podría ser negativo porque evitaría la diversidad de las características físicas, al prevalecer las características raciales de una cultura en concreto.

Un tema controvertido y con muchas facetas a tener en cuenta y a discutir, sin olvidar que los sueños de muchos dependen de las decisiones de unos pocos.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Síguenos en nuestras redes

Todas las novedades sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

Autores y colaboradores

 María Sánchez Montes
Licenciada en Ciencias y Artes de la Comunicación y graduada en Derecho
Licenciada en Ciencias y Artes de la Comunicación y graduada en Derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Redactora periodística y gestión de redes sociales. Gerente general en Stratega Consulting Perú SAC. Más información