La maternidad compartida en mujeres homosexuales

Por (embrióloga).
Actualizado el 09/12/2019

Hoy en día, las mujeres homosexuales pueden convertirse en madres gracias a las técnicas de reproducción asistida y a la donación de semen, una práctica altruista y anónima en España.

Tanto la inseminación artificial (IA) como la fecundación in vitro (FIV) con esperma de donante son tratamientos indicados para las parejas de mujeres. Además, existe otro tratamiento más novedoso para que ambas mujeres participen en el proceso. Se trata del método ROPA, una técnica mediante la cual una de las mujeres aporta el óvulo y la otra es la encargada de gestar al bebé y dar a luz.

Más allá de todos estos tratamientos conocidos actualmente, se encuentra la técnica de la maternidad compartida, mediante la cual ambas mujeres tienen al embrión en el útero en algún momento del proceso y gracias a la cual este año ha nacido el pequeño Otis en Inglaterra.

A continuación tienes un índice con los 5 puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué es la maternidad compartida?

La técnica de maternidad compartida podría considerarse una variante del método ROPA en la que existe una particularidad: los primeros días de cultivo embrionario no son in vitro, sino in vivo.

Esto es algo muy insólito, ya que lo más habitual es realizar la fecundación entre óvulos y espermatozoides en el laboratorio y, a continuación, mantener los embriones en cultivo durante un periodo entre 3 y 5 días para evaluar su calidad.

A continuación, vamos a explicar ambas variantes y cuáles son sus diferencias.

Método ROPA

El método ROPA ya se considera una técnica de maternidad compartida en sí, pues ambas mujeres participan en el proceso y en la llegada al mundo de su hijo:

  • Una mujer es la que se somete a la estimulación ovárica y punción folicular para aportar sus óvulos. Sería la llamada madre genética.
  • La otra mujer es la que recibe al embrión en su útero para quedarse embarazada y dar a luz después de 9 meses. Sería la llamada madre gestante.

Sin embargo, con esta nueva técnica de maternidad compartida, ambas mujeres podrían experimentar tener al embrión dentro del útero.

Fecundación en el útero

La principal diferencia entre la maternidad compartida y el método ROPA es que la fecundación y/o las primeras etapas del desarrollo embrionario ocurren en el útero de la mujer.

Como hemos dicho, durante un tratamiento de FIV, tradicionalmente la fecundación entre gametos y el cultivo de los embriones obtenidos se realizan en el laboratorio de embriología. De esta manera, los especialistas pueden llevar a cabo un análisis morfocinético de estos embriones y elegir el de mejor calidad para transferirlo al útero materno.

Sin embargo, existe un método mediante el cual la fecundación y el desarrollo embrionario temprano pueden tener lugar ya dentro del útero, gracias a un dispositivo conocido como AneVivo.

Concretamente, en el caso de las parejas lesbianas, el embrión pasa sus primeros días en el útero de la madre genética (la que ha aportado el óvulo) y, seguidamente, se transfiere al útero de la madre gestante para que se quede embarazada.

Ventajas de AneVivo

AneVivo consiste en un dispositivo intrauterino formado por una cápsula porosa dentro de la cual pueden colocarse los embriones sin peligro de que se salgan, pero sí permitiendo la entrada de los nutrientes y el oxígeno necesarios procedentes del útero.

Se trata por tanto de un método mucho más natural, pues los embriones están en contacto desde el minuto uno con el entorno uterino, donde las condiciones de luz y temperatura también son óptimas.

Además, el dispositivo es muy cómodo y no provoca ninguna molestia a la mujer que lo lleva. AneVivo es más pequeño que un DIU, alargado y fino, y se retira fácilmente mediante un hilo que queda en la vagina.

Nacimiento de Otis

El pasado 30 de Septiembre nació en Essex el pequeño Otis gracias a la tecnología de AneVivo y la maternidad compartida.

Sus madres, Donna y Jasmine, se sometieron a este procedimiento con el que quedaron muy contentas.

En primer lugar, Donna pasó por una estimulación ovárica y le extrajeron los óvulos para fecundar en el laboratorio. A continuación, le insertaron en el útero un embrión durante 18 horas con el dispositivo AneVivo.

Por último, el embrión se extrajo del útero de Donna y se transfirió al útero de Jasmine, donde implantó y se desarrolló hasta el momento de nacer el pasado día 30 de Septiembre.

En el año 2016, la clínica IVI de Bilbao ya logró el nacimiento de un bebé gracias al método AneVivo. En ese caso, la fecundación de varios embriones tuvo lugar dentro del útero que, a continuación, fueron extraídos para valorar su calidad y transferir únicamente el mejor de todos.

Lectura recomendada

Hemos hablado de los diferentes tratamientos de fertilidad para las parejas de mujeres homosexuales. Si quieres entrar en detalle y conseguir más información, puedes acceder al siguiente post: Reproducción asistida en mujeres homosexuales.

Igualmente, puedes saber en qué consiste el método ROPA de una manera más completo en el siguiente artículo: ¿Qué es el método ROPA? - FIV con recepción de óvulos de la pareja.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.