Por Neus Ferrando (embrióloga).
Actualizado el 05/05/2011

La prueba del talón se realiza en los recién nacidos durante sus primeros días de vida y sirve para detectar diversas enfermedades.

La prueba consiste en dos leves pinchazos en el talón del neonato, extrayendo de esta manera, una muestra de sangre que se impregna en una tira para después ser analizada.

El primer pinchazo debe realizarse en sus primeras 48 horas de vida. El segundo tendrá lugar entre el cuarto y el octavo día tras el nacimiento.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Para qué sirve?

Este análisis sirve para diagnosticar enfermedades que complican la metabolización de los alimentos como el hipotiroidismo congénito, la hiperplasia suprarrenal, la hiperfenilalaninemia, hemoglobinopatías o la fibrosis quística.

La detección a tiempo de este tipo de enfermedades puede evitar futuras lesiones físicas y psíquicas en el pequeño ya que éstas son reversibles si se tratan desde el mismo momento del nacimiento.

Patologías detectadas

La primera muestra será tomada por el equipo de maternidad del hospital donde se haya producido el alumbramiento y la segunda, la realizará el pediatra en el centro de salud correspondiente.

Con sólo dos gotas de sangre es posible detectar todas estas patologías:

– Hipotiroidismo congénito: es una alteración de la glándula tiroides que con el paso del tiempo puede acabar en algún tipo de discapacidad.

– Hiperplasia suprarrenal: trastorno de las glándulas suprarrenales que conlleva un desajuste en la cantidad de hormonas cortisol y aldosterona y en las andrógenas.

– Hiperfenilalaninemia: se trata de una enfermedad cuyo origen es genético y produce una complicación en la transformación de la fenilalanina (compuesto que está en las proteínas)

– Hemoglobinopatías: alteraciones de los glóbulos rojos.

– Fibrosis quística: también es de origen genético y puede afectar a órganos como los pulmones o el páncreas.

En la actualidad, no todas las comunidades autónomas analizan todos estos aspectos en la prueba del talón que se realiza en los distintos centros hospitalarios ya sean de titularidad pública o privada.

Este diagnóstico precoz permite eliminar o reducir en gran medida la morbilidad y mortalidad neonatal y distintas discapacidades asociadas a estas enfermedades (lesiones cerebrales). Todas ellas se pueden producir como consecuencia de la genética, de algún tipo de trastorno producido durante el embarazo o por factores externos (tóxicos…)

Los especialistas solicitarán la autorización de los padres para llevar a cabo esta prueba.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.