El primer día de tu bebé

Llegó el tan esperado día. Después del parto te sentirás físicamente cansada, pero tu felicidad te da una especie de adrenalina que no deja que pares de mirar a tu bebé y acariciarlo. Te encuentras con muchas emociones: preocupaciones, miedos, dudas. ¿Cómo lo voy a cuidar? ¿Seré capaz de darle todo lo que necesita? ¿Cómo puedo ser lo mejor para él o ella? ¿Cómo será mi vida de ahora en adelante?

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

El primer día de tu bebé depende mucho de cómo fue el parto y de su salud al nacer, algunas pruebas determinarán si sus sentidos funcionan a la perfección y por supuesto lo pesarán y medirán.

Bebé en sus primeras horas

Pruebas al recién nacido

El ritmo cardíaco, su respiración, su color, su actividad y el tono de sus músculos y sus reflejos componen el conjunto de patrones que deben ser estudiados. A demás, le medirán la circunferencia de su cabeza, le limpiarán los orificios nasales de mucosidad y líquido amniótico y le aplicarán gotas en los ojos para prevenir infecciones.

Es probable que también le den vitamina K, ya sea por gotas o inyectada, para ayudar a que la sangre coagule correctamente. Además, se les aplica la vacuna de hepatitis B. Las vacunas protegen a los pequeños contra enfermedades que pueden llegar a ser muy serias.

En el hospital, deberían tomar una muestra de sangre del talón para descartar enfermedadess, como por ejemplo: el hipotiroidismo congénito, la fenilcetonuria y otras enfermedades del metabolismo. Si es necesario, medir el nivel de glucosa en la sangre también.

Además, se le hará sin falta la prueba de la audición para saber si escucha bien. Y se analiza el nivel de oxígeno en la sangre que es una forma indirecta de asegurarse que no hay problemas importantes del corazón. Si tu bebé no nace en un hospital, asegúrate que le hagan estos estudios en los primeros siete días de nacido.

Las primeras pruebas

¿Qué hace el bebé en su primer día?

Muchos padres se sorprenden al ver que su recién nacido está muy alerta. Apenas nacen, los bebés abren bien los ojos y estudian las caras a su alrededor, especialmente, la de la madre. También lloran, duermen y, por supuesto, quieren comer.

Es importante que le des de mamar en cuanto puedas, pues aunque tu leche podría estar aún bajando, el calostro que sale antes de la leche materna es un líquido muy rico en nutrientes y se considera la primera inmunización del bebé. Igualmente, resuelve las necesidades alimenticias de los pequeños órganos de tu recién nacido, que aún no están maduros.

Tu bebé también te mirará directamente a los ojos, te cogerá el dedo entre sus manos y estará feliz cuando lo pones en tu pecho. El calor de la madre y estar pegado a su cuerpo son el mejor hogar para el bebé que acaba de nacer. Así que pasa todo el tiempo que puedas cerca de tu bebé y disfruta cada minuto de ese primer y maravilloso día de vida de tu hijo o tu hija.

Los primeros momentos que pases junto a tu bebé, con mucha seguridad, quedarán impresos en tu mente.

Un comentario

  1. usuario
    Ana Fdez

    A mi niña sí que le hicieron la prueba del talón, pero no me suena la de audición. Tiene 2 semanas pero sabemos que sí que oye porque nos mira y responde a ruidos.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar