Asociación Son Nuestros Hijos

Son Nuestros Hijos se originó en 2008 y proviene de un foro de familias homoparentales que se forjó a través de la idea de crear una lista de distribución sobre aspectos legales en torno a la subrogación y el ánimo de crear un sistema de apoyo mutuo en los obstáculos que pudieran surgir a lo largo del proceso de gestación subrogada.

El objetivo de la asociación es tratar de visibilizar el modelo de familia y conseguir normalizar en la sociedad la gestación subrogada como técnica de reproducción asistida y como última instancia promover que en España se llegue a regular la gestación subrogada.

La gestación subrogada es una técnica de reproducción asistida, conocida vulgarmente como “vientre de alquiler”, en la que una familia le encomienda la gestación de sus embriones a una mujer que es ajena a la familia, este embrión puede haberse formado con ambos gametos de la pareja que desean ser padres, pero si es necesario, se podrá recurrir a óvulos de una donante, así como semen, si los gametos de los progenitores no son aptos para lograr unos embriones de calidad y puedan implantar correctamente.

En la gestación subrogada intervienen dos mujeres: La donante de óvulos y la gestante, la donante cuando no se pueden producir los óvulos desde la familia, y la gestante siempre.

La técnica supone el desafío del concepto de maternidad tradicional. La maternidad, que tradicionalmente ha sido la mujer que gesta y da a luz sufre un cambio y se desglosa en distintos papeles que pueden cubrir distintas mujeres: aportar el óvulo, llevar a cabo la gestación, dar de mamar y criar al niño. En el caso de la gestación subrogada la mujer se limita a llevar a cabo la gestación, desde que se transfiere el embrión a su útero hasta el parto, y los defensores de esta técnica consideran que la maternidad no consiste en producir el embrión ni en gestarlo, sino en ser responsable de la crianza y de ser tutor legal del niño.

Los padres de gestación subrogada aclaran que entienden que lo que se subroga es la gestación, no la maternidad, por eso rechazan tanto el término “vientre de alquiler” como “maternidad subrogada”.

Regulación de la situación legal de los niños nacidos por subrogación

En España la regulación de la filiación se rige por el derecho romano, “madre es la que pare” por lo tanto, se niega la validez de la gestación subrogada y cualquier contrato al respecto sería declarado nulo. En California, la gestación subrogada se regula por jurisprudencia, y defienden que padres son aquellos que tienen el proyecto de serlo, independientemente de las circunstancias biológicas con las que nace.

En España hay dificultades en cómo registrar a un niño nacido por gestación subrogada, aunque en el país de origen de la gestante sí que se pueda inscribir como hijo legal de sus dos padres, independientemente de que sean dos hombres, dos mujeres o una pareja heterosexual. En principio, debido a que España es firmante del convenio de la Haya tiene la obligación de aceptar la transcripción de un registro civil de otro país que también lo sea, como es en este caso Estados unidos.

No obstante, la lucha de estas familias no ha concluido, porque de hecho hoy en día hay familias que tienen dificultades para registrar a sus niños, pese a que en 2010 se regularon los trámites para poder registrar como hijos propios a aquellas familias forjadas mediante gestación subrogada, sin tener que recurrir a la adopción de uno de los progenitores.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar