Estudio sobre estímulos visuales en bebés

El grande se come al pequeño: estudio sobre estímulos visuales de los bebés.

Parece que, hasta los bebés, se dan cuenta de que todo aquello que es más grande que ellos tiene más poder o al menos eso piensan. Según distintos investigadores daneses que se han entretenido en sentar a cerca de 150 bebés de entre 8 y 13 meses delante de un monitor y observar las distintas expresiones de su cara y cuerpos puesto que el lenguaje a esas edades es un poco complicado de entender.

Un curioso ensayo se ha estado realizando en la Universidad de Copenhague (Dinamarca) y ha sido publicado recientemente en una revista científica de alto impacto como es Science.

El estudio resulta singular puesto que se ha estudiado a más de un centenar de bebés con edades comprendidas entre los ocho y los trece meses de vida para ver cómo reaccionan ante estímulos visuales en los que se trata de relacionar el tamaño y poder ver de esa manera si saben discernir entre grande y pequeño.

Como a esas edades los bebés no hablan mucho, decidieron sentarlos delante de una pantalla con dibujos animados, donde siempre salía un personaje grande y uno pequeño con mucha diferencia de tamaño y las secuencias eran diversas, eso quiere decir que había veces que el muñeco grande ganaba en la batalla al pequeño y otras en las que el pequeño era quien ganaba al grande.

Parece que, cuando era el muñeco pequeño el que salía victorioso la mirada se mantenía y las expresiones de sorpresa eran mayores, por ello, se cree que desde los ocho meses, incluso desde que se nace (según parece), los bebés ya tienen una jerarquía preformada y creen que cuanto más grande sea lo que tienen delante, bien persona, cosa o animal mayor poder tiene.

Como decía al principio, esta investigación no tiene otro nombre que no sea, curiosa.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar