Importancia del hierro en la lactancia

Un periodo crucial entre la madre y el bebé es el de la lactancia, pues no sólo es el inicio del vínculo entre madre – hijo, sino que es la vía mediante la cuál, la madre transmite los nutrientes y anticuerpos al recién nacido para que éste se desarrolle correctamente.

Estudios recientes han demostrado que las pacientes gestantes que reciben hierro de forma frecuente, alcanzan hasta un 25% de contenido mineral en la leche en el momento del parto, lo cual significa un beneficio para el bebé durante su periodo lactante.

Papel del hierro en el organismo

El hierro sirve para transportar el oxigeno por los glóbulos rojos en el torrente sanguíneo, mantener alerta al sistema inmunitario y fortalecer el desarrollo cerebral de los lactantes. En los bebés, este mineral está ausente, lo cual causa muchos problemas de salud que padecen, de ahí la importancia del aporte exógeno de hierro.

Los expertos recomiendan a las futuras madres, visitar a su especialista para someterse a controles rutinarios y poder consultarle acerca de de los alimentos ricos en hierro y suplementos vitamínicos, pudiendo asegurar así una leche materna mucho más nutritiva.

El hierro tiene que incrementarse considerablemente después de los 4 a 6 primeros meses de vida y el contenido elevado en hierro de los alimentos complementarios es crucial. Aunque el enriquecimiento con hierro de las leches para lactantes y los cereales para lactantes, la adición de polvos de micronutrientes en alimentos complementarios de preparación casera o el suministro de gotas de hierro son las estrategias preventivas más eficaces en lactantes destetados, la introducción temprana de carne y el retraso en la introducción de leche de vaca son también importantes.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar