Camino de los espermatozoides – ¿Cuánto tardan en llegar al óvulo?

Por (embrióloga), (embriólogo senior) y (ginecólogo).
Actualizado el 11/12/2018

El objetivo final de un espermatozoide es fecundar al ovocito. Sin embargo, para llegar hasta él ha de atravesar un largo y costoso recorrido que puede durar desde treinta minutos hasta varias horas. Muchos se preguntan cómo es este viaje del espermatozoide desde la eyaculación hasta la fecundación. En este artículo os lo detallamos acompañado de ilustraciones gráficas.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

La carrera de los espermatozoides

Coloquialmente se entiende el camino hacia la fecundación como una carrera en la que solo el espermatozoide más hábil será capaz de llegar a la meta y ganar el campeonato. Pues, efectivamente, es algo así: muchos espermatozoides inician la carrera pero solo uno es el elegido para fecundar el óvulo.

Podemos dividir el recorrido en dos grandes etapas:

  • Aparato reproductor masculino: desde los testículos hasta el exterior.
  • Aparato reproductor femenino: desde la vagina, donde de deposita el semen, hasta las trompas de Falopio, donde se encuentra el óvulo.

En cada una de estas fases, el espermatozoide se encuentra con ciertos obstáculos. A continuación os contamos cuáles son.

Trayecto desde el testículo hasta la uretra

Los espermatozoides tardan unos 90 días en desarrollarse y adquirir la maduración necesaria para poder ser expulsados en la eyaculación. Nacen en los túbulos seminíferos de los testículos y posteriormente pasan al epidídimo.

Los túbulos seminíferos son las estructuras internas del testículo donde se forman los espermatozoides. El epidídimo es una estructura alargada que conecta el testículo y el conducto deferente.

En el momento del coito, una gran cantidad de espermatozoides (alrededor de 250 millones) sale del epidídimo y atraviesa los conductos deferentes y la uretra. En este camino, los espermatozoides se recubren de los fluídos liberados por las vesículas seminales y la próstata. Se forma así el semen, también conocido como esperma.

La función principal de estos fluidos es facilitar la entrada de los espermatozoides a la vagina. De la uretra saldrán disparados a través del pene hasta que entran al sistema reproductor femenino, en concreto en la vagina.

Durante este recorrido desde el testículo hasta el exterior, el espermatozoide adquiere la forma exacta que le permite fecundar el óvulo. Los cambios que se producen en esta etapa final de la maduración del espermatozoide son:

  • Compacta su ADN para permitir que la cabeza (donde se almacena el ADN) sea lo más pequeña posible y pueda moverse mejor y atravesar la zona pelúcida (cubierta del óvulo).
  • La cola adquiere el diseño perfecto para que el espermatozoide tenga una gran resistencia y velocidad.
  • La pieza media posee una elevada cantidad de mitocondrias para mantener la energía en alto nivel. Esto ofrece al espermatozoide una gran eficiencia en el consumo de energía.

Recorrido en el sistema reproductor femenino

En el proceso de eyaculación, los espermatozoides salen del hombre y entran en la vagina, desde donde inician la segunda parte de su recorrido hasta la fecundación.

Durante este camino, se encuentran con una gran cantidad de obstáculos o barreras que dificultarán su llegada a las trompas de Falopio, donde se encuentra el óvulo.

Todo este trayecto es de aproximadamente entre 15 y 18 cm y el tiempo va en contra. Los espermatozoides no pueden demorarse mucho, pues el óvulo, una vez ha salido del ovario (es decir, tras la ovulación), tiene una vida media de unas 24 horas. El tiempo de supervivencia es corto comparado con el de los espermatozoides, que son capaces de vivir entre 2 y 5 días en el aparato reproductor femenino.

Tras la eyaculación, empieza una carrera no solo de velocidad sino también de resistencia. Los espermatozoides defectuosos y/o con mala movilidad quedarán en el camino.

Algunas barreras con las que se topan los espermatozoides son:

pH de la vagina
la vagina tiene un pH ácido, en el cual no todos los espermatozoides son capaces de sobrevivir.
Acción inmunológica
los glóbulos blancos de la mujer detectan los espermatozoides como células poco amigas e intentan destruirlos.
Moco cervical
las secreciones del cérvix y el flujo vaginal varían su consistencia y textura a lo largo del ciclo femenino. En el momento de la ovulación, este fluido es más líquido y menos denso para permitir el paso de los espermatozoides. Sin embargo, fuera del periodo de ovulación, es un fluido denso y viscoso que complica el avance de los espermatozoides.
Barreras físicas
la anatomía interna del órgano reproductor femenino (vagina, cérvix, útero, trompas de Falopio) resulta en sí misma un obstáculo para los espermatozoides. Hay numerosas cavidades conocidas como criptas en las que muchos espermatozoides quedan varados.

Pero no todo son dificultades. El óvulo intenta allanar el camino a los espermatozoides liberando moléculas y mandando señales. Las trompas de Falopio y el útero ejercen una fuerza de succión por medio de contracciones rítmicas y el moco cervical se vuelve menos denso permitiendo que los espermatozoides naden mejor.

Por su parte, el líquido seminal que acompaña a los espermatozoides neutraliza el pH y ofrece azúcares al espermatozoide. Este fluido le sirve de escudo protector ante los glóbulos blancos.

Llegada a las trompas de Falopio

Superadas las barreras vaginal, cervical y uterina, nos encontramos con la parte más estrecha del recorrido: la unión uterotubárica. Hasta aquí solo llegan unos pocos miles de los 250 millones de espermatozoides que había de media en el esperma recién eyaculado.

A lo largo de todo el recorrido, los espermatozoides más fuertes, es decir, los que han sido capaces de superar los obstáculos femeninos, adquieren una habilidad extraordinaria: la capacidad de fecundación. Es lo que se conoce como hiperactivación del espermatozoide. Desde este momento, su cola se mueve con mucha más fuerza y energía, permitiendo un movimiento vigoroso que facilita la llegada al óvulo.

Una vez llegan a las trompas de Falopio, muchos espermatozoides se quedan adheridos a las paredes, agotados y sin capacidad de seguir el recorrido.

En este punto, son pocos los espermatozoides que quedan en la carrera, pues la gran mayoría se han ido perdiendo por el camino. De las pocas decenas de espermatozoides que quedan ante la atenta mirada del óvulo, solo uno logrará atravesar la gruesa puerta de entrada al óvulo: la zona pelúcida.

El espermatozoide elegido, el más fuerte y capacitado, al contacto con la zona pelúcida, inicia la llamada reacción acrosómica. Consiste en la liberación del contenido del acrosoma: una serie de enzimas que debilitan la zona pelúcida y facilitan la penetración.

El acrosoma es una estructura situada en la cabeza del espermatozoide que sirve de depósito a las enzimas y demás sustancias que el espermatozoide necesita para atravesar la zona pelúcida.

Esta reacción «despierta» al óvulo, que libera los gránulos corticales, unos orgánulos que impiden que ningún otro espermatozoide pueda penetrar. Es como si el óvulo plantara una bandera indicando al resto de espermatozoides de su alrededor que ya ha sido conquistado por el espermatozoide ganador y, por tanto, que las puertas de su reino están cerradas.

Una vez el espermatozoide penetra el ovocito, los núcleos de ambos se fusionan. Esto es lo que conocemos como fecundación. Si quieres saber los detalles sobre cómo entra el espermatozoide al óvulo y cómo se forma el nuevo ser, puedes consultar este enlace: ¿Cómo ocurre la fecundación?

Preguntas de los usuarios

¿Cuánto tardan en eyacularse los espermatozoides una vez se han producido?

Por Dr. Emilio Gómez Sánchez (embriólogo senior).

La espermatogénesis es el proceso de formación de las células sexuales masculinas, desde las más inmaduras, las espermatogonias, hasta las más maduras, los espermatozoides. Todo este complicado proceso se lleva a cabo en el interior de los túbulos seminíferos en el testículo y dura entre 64 y 72 días.

Una vez se han producido los espermatozoides, abandonan el testículo para pasar al epidídimo, donde adquirirán la movilidad necesaria en un proceso que dura alrededor de 10 días. Aquí estarán almacenados hasta el momento de la eyaculación, en el que serán transportados a través de los conductos deferentes, para mezclarse con el líquido seminal que proviene de las glándulas secretoras formando el semen, para finalmente, ser expulsado por la uretra.

¿Cómo se puede calcular la ovulación para que los espermatozoides y el óvulo se encuentren?

Por Dr. Ricardo Navarro Martín (ginecólogo).

Se puede calcular mediante la medición de la temperatura basal diaria y mediante la realización de un test de LH en orina.

¿Cuánto vive un espermatozoide en el aparato reproductor femenino?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Una vez se produce la eyaculación y los espermatozoides son liberados en la vagina, tienen una vida media de entre 2 y 5 días. Los más fuertes sobrevivirán más tiempo. Los más débiles morirán en el camino. Tras la fecundación, los espermatozoides muertos y los vivos que hayan quedado sin poder fecundar el óvulo serán eliminados por fagocitosis (sistema de neutralización y eliminación de sustancias propio del organismo).

¿Cuánto tardan los espermatozoides en llegar al óvulo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No hay un tiempo determinado, pues los espermatozoides con mejor calidad, es decir, con gran habilidad para superar los obstáculos y gran fuerza de movimiento, serán capaces de llegar hasta el óvulo en tan solo media hora. Sin embargo, habrá otros que necesitarán unos dos días para atravesar todo el aparato reproductor femenino.

¿Por dónde pasan los espermatozoides en su trayecto hasta el óvulo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Como hemos comentado, en primer lugar han de atravesar el aparato reproductor masculino y, posteriormente, tras la eyaculación, el aparato reproductor femenino. En la primera parte del camino, salen del testículo y pasan por el epidídimo, los conductos deferentes y la uretra. Durante esta parte, se impregnan de las secreciones de la próstata y la vesícula seminal.

En la segunda parte del recorrido, los espermatozoides pasan de la vagina, donde son depositados, al cuello del útero o cérvix. Posteriormente, atraviesan el útero y llegan a las trompas de Falopio, donde se encuentra el óvulo o donde esperan a que llegue, en caso de que la ovulación todavía no haya ocurrido.

¿Hasta dónde tiene que llegar el esperma para quedar embarazada?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El espermatozoide ha de llegar hasta las trompas de Falopio, que es donde se encuentra el óvulo. Una vez allí, podrá fusionarse con él y dar lugar al embrión. Posteriormente, éste saldrá de las trompas de Falopio, llegará al útero e implantará en el endometrio de la cavidad uterina. Se establece así el inicio del embarazo.

Lectura recomendada

El objetivo final de todo este recorrido de los espermatozoides es encontrarse con el óvulo, fusionarse con él y permitir el nacimiento de una nueva célula. Ésta, tras unos nueve meses de sucesivas divisiones y procesos de diferenciación y especialización, dará lugar al futuro bebé. En estos artículos te contamos no solo cómo ocurre la fecundación sino las diferentes etapas del desarrollo del embrión, creado por la fusión del óvulo y el espermatozoide:

Por último, te recomiendo leer este artículo sobre el proceso de producción de los espermatozoides previo a su salida al exterior: ¿Qué es la espermatogénesis?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Austin CR. Observations on the penetration of the sperm in the mammalian egg. Aust J Sci Res B. 1951;4(4):581–596.

Bennett M. Shapiro. The existential decision of a sperm, Cell 49, no. 3 (May 1987): 293-94, esp. 293.

Chang MC. Fertilizing capacity of spermatozoa deposited into the fallopian tubes. Nature. 1951;168(4277):697–698.

Choza J. (1991): Antropología de la Sexualidad. Ed. Rialp. Madrid, 1.ª Edición.

J Clin Invest. (2010). Fertilization: a sperm’s journey to and interaction with the oocyte. Research Institute for Microbial Diseases, Osaka University, Osaka, Japan. School of Biological and Biomedical Sciences, Durham University, United Kingdom. 120(4) 984–994.

Lennart Nilsson, A portrait of the sperm. In: The functional anatomy of the spermatozoan, ed. Bjorn A. Afzelius (New York: Pergamon, 1975), 79-82.

Martin E. The egg and the sperm: how science has constructed a romance-based on stereotypical male-female roles. “Signs”. Vol. 16. No. 3 (Spring, 1991), pp. 485-501. Published by: The University of Chicago Press.

Stein KK, Primakoff P, Myles D. Sperm-egg fusion: events at the plasma membrane. J Cell Sci. 2004; 117(Pt 26):6269–6274.

Paul M. Wassarman, The biology and chemistry of fertilization, Science 235, No. 4788 (January 30, 1987): 553-60, esp. 554.

Paul M. Wassarman, Fertilization in mammals, Scientific American 259, no. 6 (December 1988): 78-84, esp. 78, 84.

Preguntas de los usuarios: '¿Cuánto tardan en eyacularse los espermatozoides una vez se han producido?', '¿Cómo se puede calcular la ovulación para que los espermatozoides y el óvulo se encuentren?', '¿Cuánto vive un espermatozoide en el aparato reproductor femenino?', '¿Cuánto tardan los espermatozoides en llegar al óvulo?', '¿Por dónde pasan los espermatozoides en su trayecto hasta el óvulo?' y '¿Hasta dónde tiene que llegar el esperma para quedar embarazada?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dr. Emilio  Gómez Sánchez
Dr. Emilio Gómez Sánchez
Embriólogo Senior
Licenciado en Biología por la Universidad de Sevilla. Es Doctor en Biología por la Universidad de Valencia. Cuenta con una amplia experiencia como embriólogo especializado en Medicina Reproductiva y actualmente es el director del laboratorio de FIV en Tahe Fertilidad. Más sobre Dr. Emilio Gómez Sánchez
Número de Colegiado: 14075-MU
Dr. Ricardo  Navarro Martín
Dr. Ricardo Navarro Martín
Ginecólogo
El Dr. Ricardo Navarro Martín es ginecólogo especialista en Reproducción Asistida con una amplia experiencia. Además, también es profesor asociado del Departamento de Cirugía, Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Zaragoza. Más sobre Dr. Ricardo Navarro Martín
Nº de colegiado: 505010075

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.