¿Cómo es el espermatozoide? – Formación, partes y función

Por (embrióloga).
Actualizado el 15/12/2017

El espermatozoide es la célula sexual masculina que se produce en los testículos del hombre a través del proceso conocido como espermatogénesis.

Su principal función es permitir la reproducción sexual gracias a su unión con el óvulo femenino durante la fecundación.

Para ello, es muy importante que los espermatozoides mantengan su estructura y ADN íntegro durante su trayecto hacia el óvulo.

Definición y función

El espermatozoide es el gameto masculino destinado a la fecundación de óvulo, es decir, la célula reproductora que aporta el varón para la formación de un embrión que pueda anidar en el útero materno y dar lugar a un embarazo.

Para que esto sea posible, tanto el gameto masculino como el femenino deben poseer la mitad de material genético que el resto de las células del organismo. Se dice, por tanto, que el espermatozoide es una célula haploide: posee 23 cromosomas.

Esta reducción del material genético se consigue gracias al proceso de meiosis que tiene lugar durante la formación de espermatozoides en el testículo.

Después de la fecundación del óvulo con el espermatozoide y la fusión de ambos núcleos, se restablece la dotación genética característica del ser humano: 46 cromosomas. La célula resultante de esta unión es el cigoto.

La principal función del espermatozoide, como ya hemos dicho, es perpetuar la especie por medio de la reproducción sexual. Además, para que esto sea posible, es necesario el coito entre un hombre y una mujer para poner en contacto sus gametos.

Los espermatozoides del varón se encuentran suspendidos en el semen, el cual es expulsado dentro del tracto reproductor femenino gracias a la eyaculación. A partir de aquí, los espermatozoides viajarán hasta las trompas de Falopio gracias a su movimiento para encontrarse con el óvulo.

Otra función que corre por parte del espermatozoide es determinar el sexo del futuro bebé. En función del reparto cromosómico que tiene lugar en la meiosis, la célula espermática poseerá el cromosoma X (sexo femenino) o el cromosoma Y (sexo masculino).

Partes del espermatozoide

El microscopista Anton van Leeuwenhoek fue la primera persona que describió el espermatozoide en el año 1677. Se trata de una célula alargada que posee cabeza, cuello y cola, con una longitud total de unas 50-60 micras.

La forma de los espermatozoides es similar en la mayoría de las especies, sobre todo en los mamíferos, aunque pueden existir pequeñas diferencias.

Lo más peculiar del espermatozoide es que es la única célula humana con flagelo, la cola que le permite moverse.

A continuación, vamos a describir cada una de sus partes:

Cabeza

La cabeza del espermatozoide tiene una forma ovalada y un tamaño entre 5 y 8 micras. En ella se pueden diferenciar las siguientes partes:

Acrosoma
ocupa los dos primeros tercios del volumen total y se encuentra en el extremo del espermatozoide. Contiene enzimas proteolíticas que ayudan a deshacer la zona pelúcida del óvulo para poder penetrar en su interior sin problemas.
Núcleo
es donde permanecen condensados los 23 cromosomas, es decir, la mitad de la información genética del futuro embrión. Esta parte es la única que entra dentro del óvulo y, por ello, es la más importante del espermatozoide. Su función es fusionarse con el núcleo del óvulo para completar la dotación genética del nuevo ser.
Membrana plasmática
rodea al acromosoma y al núcleo para separarlos del resto de cuerpo del espermatozoide. En su interior se encuentra una pequeña cantidad de citoplasma con altos niveles de ácidos grasos polinsaturados.

Pieza intermedia

Se corresponde con el cuello del espermatozoide y, por tanto, se sitúa entre la cabeza y la cola. La pieza intermedia mide entre 6 y 12 micras, es un poco más larga que la cabeza y su grosor apenas es visible al microscopio.

En su interior existen miles de mitocondrias que se encargan de obtener la energía necesaria para producir el movimiento flagelar que permite el avance del espermatozoide.

Cola

La cola del espermatozoide, también llamada flagelo, es una estructura larga cuya función principal es permitir la movilidad espermática mediante su movimiento ondeante o serpenteante.

Tiene una longitud aproximada de 50 µm, lo cual permite una velocidad de nado de aproximadamente 3 milímetros por minuto. Cualquier alteración en la cola espermática que impida el movimiento progresivo de los espermatozoides será motivo de infertilidad masculina.

Una vez el espermatozoide llega hasta el óvulo y su núcleo entra en el interior, la cola se pierde.

Alteraciones de los espermatozoides

Existen varias alteraciones relacionadas con los espermatozoides que pueden dificultar la concepción de manera natural. A continuación, vamos a comentar las anomalías más frecuentes que provocan infertilidad en el hombre:

Oligozoospermia
hace referencia a una baja concentración de espermatozoides en el semen.
Astenozoospermia
es la alteración de la movilidad espermática debido a defectos que impiden o dificultan el avance de los espermatozoides.
Teratozoospermia
es cuando los espermatozoides presentan una mala morfología, ya sea en la cabeza, en el cuello o en la cola.
Fragmentación del ADN
el material genético condensado en el núcleo de la cabeza espermática presenta roturas.

La consecuencia de todas estas alteraciones espermáticas es la incapacidad de recorrer todo el camino para llegar hasta el óvulo en la trompa de Falopio y, en caso de poder alcanzarlo, presentar problemas para que la fecundación tenga lugar.

Las alteraciones en la estructura del espermatozoide que llevan a esta situación de esterilidad suelen tener su origen en errores durante la producción en los testículos. Asimismo, también pueden tener lugar alteraciones adquiridas a lo largo de la maduración de los espermatozoides y su recorrido hasta que son expulsados en el eyaculado.

En función de la gravedad del factor masculino, la pareja que se encuentre en búsqueda de un embarazo tendrá que valorar la opción de recurrir a las técnicas de reproducción asistida.

Preguntas de los usuarios

¿Cuánto tiempo viven los espermatozoides?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La vida media de los espermatozoides se encuentra entre los 2 y 5 días desde que son eyaculados por el pene dentro del aparato reproductor femenino. Dentro de la vagina y el útero encuentran las condiciones óptimas de humedad y temperatura que necesitan para sobrevivir. En cambio, los espermatozoides que son eyaculados al exterior mueren rápidamente en unos minutos.

En general, los espermatozoides tienen una capacidad de fecundación superior dentro de las 24-48 horas desde la eyaculación.

¿Cuándo empieza la producción de espermatozoides en el varón?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Un hombre empieza a producir espermatozoides y a tener sus primeras eyaculaciones en el momento en que llega a la pubertad. A continuación, esta producción espermática tendrá lugar prácticamente durante toda la vida del varón.

Si te interesa saber los cambios que sufre el aparato reproductor masculino en la pubertad y el desarrollo de los caracteres sexuales, te recomendamos leer el siguiente post: La fertilidad masculina.

¿Qué velocidad puede alcanzar el espermatozoide más rápido?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Los espermatozoides que cuentan con una movilidad progresiva rápida son los del tipo A y pueden alcanzar una velocidad de 25 micras por segundo. Por otra parte, los espermatozoides tipo B tienen una velocidad entre 5 y 24 micras por segundo, mientras que los del tipo C tienen una velocidad inferior a las 5 micras por segundo. Por último, los espermatozoides tipo D son los que no se mueven.

Para obtener más información sobre este tema, puedes seguir leyendo aquí: ¿Qué valores son normales en el análisis de la movilidad espermática?

¿Cuál es la función de la cabeza del espermatozoide?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La cabeza es la parte más importante del espermatozoide, ya que contienen el material genético del gameto en el interior del núcleo. Este material genético o ADN es la seña de identidad del hombre, el cual debe combinarse con el de la mujer para dar lugar a la descendencia de ambos miembros de la pareja.

Podríamos decir que la cabeza del espermatozoide sirve como un depósito del ADN del varón y, además, permite su transporte gracias al movimiento de la cola del espermatozoide.

Lectura recomendada

La espermatogénesis, como hemos dicho, es el proceso de formación de los espermatozoides. Para obtener todos los detalles referentes a este tema, puedes seguir la lectura en el siguiente artículo: ¿Cómo se forman los espermatozoides?

A lo largo del artículo hemos hablado de la fecundación entre el óvulo y espermatozoide. Te animamos a conocer cada una de las fases de este proceso en el siguiente post: ¿Qué es la fecundación humana y cuáles son sus etapas?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.