¿Qué dieta debo seguir para mejorar mi calidad seminal?

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 15/04/2015

Las costumbres alimenticias pueden afectar a la calidad seminal en gran medida. Puesto que aquello que comemos influye notoriamente en nuestra salud general, es evidente que la calidad seminal será mayor cuanto más saludables sean los alimentos que ingerimos. Por tanto, los tipos y cantidades de comida que tomes afectan a la producción de espermatozoides en tu organismo.

Consumir comida basura o no tener unos hábitos alimenticios saludables, como por ejemplo consumir más calorías de las que quemamos o un exceso de grasas y azúcares, puede causar infertilidad masculina. En general, podemos afirmar que la fertilidad disminuye conforme nos desviamos de nuestro rango de IMC considerado normal.

Para mejorar la calidad de los espermatozoides, es esencial llevar una dieta sana y equilibrada en la que se evite el consumo de grasas saturadas sobre todo. En algunos casos de patologías seminales, incluir suplementos vitamínicos a nuestra dieta puede ser recomendable para mejorar la calidad seminal y, por consiguiente, la fertilidad.

¿Cómo se forman los espermatozoides?

La espermatogénesis (formación de espermatozoides) es un proceso que se desarrolla en los testículos y presenta entre 64 y 72 días de duración. Para mejorar la calidad espermática, es recomendable una dieta rica en antioxidantes a fin de conseguir que el estrés oxidativo y los radicales libres no degraden al espermatozoide.

Estas moléculas rompen la membrana del espermatozoide y degradan sus estructuras celulares, de forma que el espermatozoide queda gravemente dañado y no puede ser funcional, esto es, no será capaz de alcanzar el óvulo y llegar a fecundarlo. En hombres con un alto índice de estrés oxidativo, se pueden realizar diversas técnicas para sólo emplear los espermatozoides que no han sufrido el daño que pueden causar estas moléculas.

Componentes indispensables en la dieta del hombre

Para mejorar la calidad de los espermatozoides, se debe seguir una dieta variada muy rica en frutas y verduras, evitando al mismo tiempo las grasas saturadas.

Con estos consejos, no habrá ningún déficit vitamínico que impida la formación correcta de los espermatozoides. No obstante, es necesario ser constante y seguir esta alimentación rica en verduras y frutas durante varios meses.

Zinc

Es el oligoelemento que más influye en la fertilidad masculina. Su ingesta puede estimular la producción de espermatozoides, por ese motivo, el zinc es uno de sus principales compuestos que existen en el mercado para aumentar la fertilidad masculina.

También podemos tomarlo en la dieta. Se encuentra presente en alimentos ricos en proteínas como las ostras, carnes rojas, carne de cerdo y cordero, aves de corral y algunos pescados y mariscos. Otras fuentes ricas en cinc son las habas, nueces, granos enteros y levadura.

Vitamina A

Tiene una alta capacidad antioxidante, protege todo el sistema reproductor masculino y es necesaria para la producción de hormonas sexuales.

Proviene de fuentes animales como los huevos, la carne, la leche, el queso, la crema de leche, el hígado, el riñón y el aceite de hígado de bacalao y de fletán. Sin embargo, todas estas fuentes, a excepción de la leche descremada enriquecida con vitamina A, tienen un alto contenido de grasa saturada y colesterol.

Vitamina C

Contribuye a mejorar la movilidad de los espermatozoides. También se recomienda para reducir los fallos cromosómicos de los espermatozoides, ya que es un antioxidante que protege las células de los efectos de los radicales libres.

Podemos adquirir aporte extra consumiendo frutas y verduras, como cítricos, pimiento rojo y verde, tomate, brócoli, ajos, almendras y verduras de hoja verde.

Vitamina E

Gracias a su gran capacidad antioxidante, es posible mejorar la calidad espermática con el aporte de vitamina E.

Entre las fuentes ricas en vitamina E se encuentran los aceites vegetales, la margarina, las nueces, los cacahuetes, las semillas y las verduras de hojas como las espinacas. La vitamina E también se encuentra en los cereales.

B12

Ayuda a mejorar la morfología de los espermatozoides.

Existen diferentes cantidades de esta vitamina en alimento como huevos, aves, mariscos, carne, leche, derivados y maca (planta herbácea originaria del Perú).

Acido fólico

Junto con la vitamina B12, ayuda a mejorar la morfología espermática.

Entre los alimentos que contienen ácido fólico se encuentran los vegetales de hojas verdes, las frutas, los guisantes secos, los guisantes y las nueces.

Aminoácidos

Los aminoácidos son las moléculas que forman las proteínas y juegan también un papel de importancia en la maduración de los espermatozoides.

  • L-Arginina: Responsable de la cantidad de espermatozoides.
  • L-Carnitina: Encargado de la funcionalidad de los espermatozoides.
  • Taurina: Influye directamente en la motilidad de los espermatozoides. Pueden consumirse en suplementos los tres.

Es importante recordar, que el exceso de cualquiera de estas vitaminas, elementos y aminoácidos puede tener efectos adversos en el organismo. Por lo que consultaremos a nuestro médico las cantidades diarias recomendadas, tanto si decidimos ingerir más cantidad de un alimento en concreto, como si queremos tomar un suplemento alimenticio.

Alteraciones de los espermatozoides

Si, tras la lectura de un seminograma, se detectan anomalías espermáticas en cualquiera de los parámetros seminales, ya sea concentración, movilidad o morfología, se puede recomendar incluir un complemento vitamínico para mejorar la calidad seminal.

Tras varios meses tomando estas pastillas, se repetirá el seminograma para comprobar si ha mejorado la calidad del semen. Realmente sólo se observará una mejoría en aquellos hombres que presenten un déficit vitamínico. Si el problema no se debe a una baja concentración de determinadas vitaminas, no se observará ninguna mejoría en los espermatozoides.

En realidad, los hombres que presentan una mejoría son pocos, pero es cierto que tomar vitaminas durante tres meses no perjudica la salud y se intenta por si acaso pudiese aportar algún beneficio, tal y como comenta la embrióloga Laura Mifsud:

El seminograma no puede repetirse inmediatamente, porque el tiempo aproximado de formación de los espermatozoides son tres meses. Es tras este periodo cuando se observará si los nuevos espermatozoides que se han sintetizado con todos los componentes vitamínicos necesarios presentan alguna alteración o son normales.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Kasturi, S.S. Tannir, J. Brannigan, R. The Metabolic Syndrome and Male Infertility. In: J Andrology. 2008;29(3):251-60.

Kort, H.I. Massey, J.B. Elsner, C.W. et al Impact of Body Mass Index values on sperm quantity and quality. J Andrology, 2005;7(3).

Magnusdottir, E.V. Thorsteinsson, T. Thorsteindottir, S. et al. Persistent organochlorines, sedentary occupation, obesity and human male subfertility. Human Reprod. 2005;20(1):208-15.

NHMRC. Clinical Practice Guidelines for the Management of Overweight and Obesity in Adults; 2003. [cited 2009, May 26].

Osuna, J.A. Gomex-Perez, R. Arata-Bellabarba, G. Villaroel, V. Relationship between BMI, total testosterone, sex-hormone binding globulin, leptin, insulin and insulin resistance in obese men. Arch Androl, 2005;52(5):355-61.

Ver más

Autores y colaboradores

 Cristina Mestre
Cristina Mestre
Embrióloga
Licenciada en Ciencias Biológicas, Genética y Reproducción Humana por la Universidad de Valencia (UV). Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Embrióloga en IVI Barcelona. Más sobre Cristina Mestre
 Laura Mifsud Elena
Laura Mifsud Elena
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia. Tiene un Máster en Investigación Biomédica por la Universidad de Valencia y otro en Medicina y Genética Reproductiva por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Cuenta con una amplia experiencia como embrióloga y es la responsable de laboratorio en el hospital Quirónsalud de Valencia. Más sobre Laura Mifsud Elena

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.