Copa menstrual

La copa menstrual es un recipiente que se coloca en el interior de la vagina durante la menstruación y se utiliza recoger el flujo menstrual. También son conocidas como copas vaginales y su uso se está extendiendo. Parece ser que cada vez son más las mujeres que acuden al uso de esta copa para tomar una actitud más respetuosa con el medio ambiente.

Los tampones y compresas son de un sólo uso, mientras que la copa menstrual es reutilizable. Está fabricada con materiales hipoalergénicos flexibles como el caucho o la silicona, por lo que no suele producir picores o reacciones en los genitales femeninos.

Existe un periodo de adaptación, sobre unos tres meses para acostrumbrarse al uso de la copa menstrual. Aunque hay mujeres que no se sienten cómodas y deciden dejar de utilizarlas, aproximadamente el 50% que lo intenta termina por volver a compresas y tampones.

Ventajas de la copa vaginal

La principal ventaja de este método es que es muy ecológico, al no ser deshechable tras un uso. Simplemente se lava con agua y un jabón neutro poco agresivo y se vuelve a utilizar.

Sus defensoras también explican que es más económico, el precio de una copa ronda entre lo 30€ y 40€ pero su vida es más larga, por lo que en menos de un año ya está amortizado el gasto.

Por el momento el uso de la copa es exclusivamente para la menstruación, pero está en estudio emplear un sistema parecido para la incontinencia urinaria en las mujeres que evite las pérdidas de orina.

5 comentarios

  1. usuario
    Alejandra T.

    La copa menstrual es el mejor invento que hay, sobre todo en higiene, lo práctica que es, es muy cómoda y sobre todo nos ayuda a conservar al medio ambiente, ya que no vuelves a deshechar toallas (y tu dinero) a la basura. ¡Muchas gracias por el artículo!
    Aquí viene más información de las copas menstruales ***************

  2. usuario
    pauly

    espero que lleguen pronto a Chile , si me acomodo al producto me quedo con el,y por su ahorro y al parecer son mas higuienicos

  3. usuario
    pauly

    es de esperar que lleguen pronto a Chile, quiero probar si me acomoda, me quedo usandolo,seria genial por el ahorro y por lo higuienico ya que el flujo no saldria a estar en contacto con la piel.

  4. usuario
    laury

    me he quedado alucinada, no sabía que existía algo así…la verdad es que me costaría mucho cambiar, no lo veo claro.

    • usuario
      Alejandra T.

      A mi también me causó mucha impresión usar la copa menstrual y acostumbrarme a ella, pero una vez la probé no volví a los tampones, de verdad la recomiendo :)

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar