Por Zaira Salvador (embrióloga).
Actualizado el 29/05/2018

La histerosalpingografía (HSG) es una prueba de fertilidad femenina indicada para el estudio de la cavidad uterina y, sobre todo, las trompas de Falopio, ya que aporta información sobre su permeabilidad y funcionalidad.

Actualmente, existe una técnica más novedosa para valorar el tracto reproductor femenino que poco a poco sustituirá a la HSG convencional. Se trata de la Histerosalpingo-Foam-­Sonografía (HyFoSy), un tipo de histerosalpingosonografía que utiliza un gel espumoso.

En concreto, para llevar a cabo el procedimiento de la HyFoSy, los especialistas utilizan el ExEm® Foam Kit, un producto muy fácil de usar y que no supone ninguna molestia para la mujer.

¿Qué es la HyFoSy?

La Histerosalpingo-Foam-Sonografía es una técnica mejorada de la clásica histerosalpingografía, la cual utiliza un medio de contraste y una máquina de rayos X para visualizar la anatomía del cérvix, el útero y las trompas de Falopio.

En el caso de la HyFoSy, el procedimiento es mucho más sencillo. Solamente es necesaria la aplicación de un gel espumoso, obtenido con el ExEm® Foam Kit, a la vez que se hace una ecografía en la consulta del ginecólogo.

Gracias al desarrollo de esta nueva técnica de diagnóstico por imagen, las mujeres que sufren infertilidad van a poder beneficiarse de las ventajas de la HyFoSy, sin experimentar el miedo que les inspiraba la anterior HSG.

Ventajas

Entre las múltiples ventajas que presenta la HyFoSy y la utilización del ExEm® Foam Kit, vamos a comentar las siguientes:

Realización en consulta
el ginecólogo puede llevar a cabo esta técnica por si mismo en su consulta y obtener un diagnóstico en el mismo día. No es necesario enviar a la paciente a un radiólogo o a otro hospital.
Dolor reducido
la espuma utilizada fluye con facilidad y provoca menos molestias a la paciente que el medio de contraste radiopaco.
Menor riesgo
es una técnica cómoda e inofensiva para la paciente, pues ya no se utiliza ningún tipo de radiación ni tampoco hay riesgo de reacción alérgica al contraste yodado.
Mayor comodidad
la paciente no tiene que desplazarse a otro centro para realizar la prueba, puede obtener los resultados en el mismo día y, además, hay una mayor confianza al realizarse por parte de su ginecólogo.
Fácil reconocimiento
la espuma permite un procedimiento rápido y sencillo, y las imágenes obtenidas son de gran calidad. Se puede visualizar el contorno de las trompas y el útero con claridad.
Ahorro de tiempo
la HyFoSy es una técnica mucho más corta, ya que solamente se necesitan 5-7 minutos para hacerla. En cambio, en la HSG se tardan unos 15-20 minutos. Además, el diagnóstico de la HyFoSy es inmediato y el ginecólogo no tiene que esperar el resultado de otro especialista.
Coste reducido
se utiliza menos material desechable y menos personal para hacer el procedimiento. Tampoco es necesario tener un equipamiento para radiografía y el ginecólogo puede amortizar el equipo de ultrasonido.

Indicaciones

En general, la histerosalpingografía está indicada para aquellas mujeres con problemas para concebir y que van a someterse a un tratamiento de inseminación artificial (IA).

Para que la IA tenga éxito, es necesario asegurarse de que la mujer tiene sus trompas de Falopio permeables. De no ser así, los espermatozoides no podrían llegar hasta el óvulo para fecundarlo y, por tanto, habría que recurrir a una fecundación in vitro (FIV).

En definitiva, tanto la HSG convencional como la HyFoSy sirven para valorar la funcionalidad tubárica de la mujer y ayudan a determinar qué técnica de reproducción asistida es la más adecuada en cada caso.

Otras indicaciones de esta técnica de diagnóstico son el estudio de mujeres con alteraciones en la menstruación, tumores en la pelvis, malformaciones congénitas, etc.

Contraindicaciones

Para una mayor seguridad, la Histerosalpingo-Foam-­Sonografía solamente debe realizarse en la fase preovulatoria del ciclo menstrual, es decir, conviene que la mujer todavía no haya ovulado.

Además, existen otras contraindicaciones de esta técnica:

  • No hacerla si la mujer está embarazada o cree estarlo.
  • No hacerla si la mujer presenta un sangrado abundante. Conviene esperar a terminar la menstruación, pero sin que haya tenido lugar la ovulación.
  • No hacerla en caso de infección pélvica activa o enfermedades de transmisión sexual.
  • No hacerla en caso de tener alergia a cualquiera de los componentes de la espuma: hidroxietilcelulosa, glicerol y agua purificada.

A pesar de ello, no se ha reportado ninguna reacción adversa a la espuma utilizada después de más de 250.000 procedimientos en todo el mundo.

Uso del ExEm® Foam Kit

El ExEm® Foam Kit es el producto utilizado para hacer la HyFoSy. En concreto, el kit se compone de:

  • Una jeringa con 5 ml de gel foam, compuesto por hidroxietilcelulosa y glicerol
  • Una jeringa con 5 ml de agua purificada

Este kit también viene con un dispositivo para acoplar ambas jeringas y así poder crear una espuma estable y fluida que será introducida a través de la vagina de la mujer.

El gel ExEm® ha sido específicamente desarrollado para el reconocimiento del útero y las trompas por medio de ultrasonidos. La espuma obtenida al mezclar el gel con el agua purificada permite obtener unas imágenes muy claras que facilitan esta exploración.

Además, el ginecólogo necesitará otros artículos para llevar a cabo la prueba:

  • Un espéculo con la apertura lateral
  • Un equipo de ultrasonidos vaginal
  • Un catéter

Procedimiento

A continuación, vamos a detallar los pasos a seguir para realizar la Histerosalpingo-Foam-Sonografía con el uso del ExEm® Foam Kit:

  1. En primer lugar, hay que conectar las jeringas ExEm® Gel y Agua ExEm® al dispositivo de acople.
  2. Mezclar el gel con el agua purificada inyectando los fluidos de una jeringa a otra. Esto hay que hacerlo al menos unas 10 veces hasta obtener un gel fluido blanquecino: el gel foam.
  3. Esta espuma obtenida se deja en una de las jeringas y se desconecta el dispositivo de acople.
  4. La jeringa que contiene el gel foam se conecta ahora al catéter para poder introducirse después por la vagina.
  5. El ginecólogo introduce el espéculo con apertura lateral en la vagina.
  6. Se llena el catéter con el gel foam de forma muy suave y sin que quede aire en su interior. A continuación, el catéter se introduce dentro del cérvix.
  7. Retirar el espéculo.
  8. El ginecólogo coloca el transductor de ultrasonidos y va introduciendo lentamente pequeñas cantidades de la espuma para evitar molestias en la paciente.
  9. Por último, el ginecólogo podrá valorar la integridad de las trompas con las imágenes obtenidas.

Resultado de la HyFoSy

Durante el procedimiento de la exploración ultrasónica, las trompas de Falopio serán visibles por un corto periodo de tiempo. De no ser así, la HyFoSy indicaría que hay una obstrucción tubárica unilateral o bilateral, según sea el caso.

La espuma que fluye por las trompas y que sale a la cavidad abdominal será procesada por el cuerpo humano. El resto de espuma será reabsorbida pasadas las 24 horas, al igual que el aire que permanece en la cavidad abdominal después de una cirugía.

Preguntas de los usuarios

¿Qué cantidad de espuma es necesaria introducir para realizar la prueba?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Normalmente, con 2-3 mililitros del gel foam es suficiente para valorar las trompas. La ecogenicidad se mantiene durante aproximadamente 7 minutos. Si la prueba se prolonga, es posible que sea necesario infundir más espuma por el catéter.

¿El procedimiento de HyFoSy puede ser incómodo para la paciente?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

El uso de la espuma hace que esta técnica sea menos dolorosa para la mujer. La HyFoSy obtuvo una puntuación de dolor bajo en la escala VAS.

Su tasa de efectos secundarios es muy baja y sin complicaciones tardías que requirieran atropina o antiinflamatorios.

¿Qué es mejor hacer primero, la prueba de permeabilidad de las trompas o la ecografía del útero?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Lo más recomendable en una consulta de diagnóstico combinado es hacer primero una exploración uterina, ya que puede dar lugar a unos resultados en los que ya no se requiera hacer la prueba de las trompas.

Lectura recomendada

A pesar de todas las ventajas que ofrece la HyFoSy, hoy en día todavía se realiza la clásica HSG en la mayoría de casos. Si quieres conocer todos sus detalles, puedes seguir leyendo aquí: ¿Qué es la histerosalpingografía?

Si te interesa leer más sobre las pruebas de fertilidad en la mujer, te recomendamos entrar en el siguiente artículo: ¿En qué consisten los exámenes de un estudio de fertilidad femenina?

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y especialista en reproducción asistida con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y la Universidad de Valencia. Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.