Los contaminantes afectan a la fertilidad

Por (doctora en biología y experta en reproducción asistida).
Actualizado el 26/01/2010

Según el Centro para el Control de Enfermedades (CDE), existen alrededor de 300 sustancias tóxicas que se acumulan en la sangre humana. Se amplía así la lista de contaminantes de uso cotidiano.

Los Estados Unidos de América acaba de ampliar la lista de sustancias contaminantes que encontramos diariamente en el mobiliario de oficina, envases alimenticios, incluso en chupetes y biberones. Se han incorporado 75 nuevas sustancias de este tipo, y así son ya unos 300, los tóxicos con los que convivimos diariamente.

Aunque todavía no se conocen todos los efectos negativos de todos los contaminantes, las autoridades sanitarias de los Estados Unidos advierten de la peligrosidad de estos contaminantes comunes y sobre todo, de su presencia, cada vez mayor, en la sangre de los ciudadanos. Por dar un dato, un aditivo del plástico llamado Disfenol, se encuentra ya en el 90% de la población.

Por supuesto, como casi siempre, existe un gradiente social a esta exposición, siendo los pobres los más expuestos.

CONTAMINANTES DE LA VIDA COTIDIANA

El Centro para el Control de Enfermedades (CDE) lleva realizando controles desde 1999, esta es su cuarta edición. Empezaron con 212 compuestos químicos a los que estamos expuestos cotidianamente y ahora analizan ya unos 300.

Aunque aún queda mucho por investigar, en cuanto al número de contaminantes a los que estamos expuestos de forma cotidiana, y también en cuanto a sus efectos nocivos, tenemos ya bastante información, por ejemplo, sabemos que:

Bisfenol-A (BPA) se encuentra en muchos plásticos alimenticios, latas incluso en algunos chupetes y biberones, y ya se encuentra en la orina del 90% de los norteamericanos.

▬ Los Retardantes de la llama se encuentran en tejidos y ordenadores, y en el 60% de las muestras de sangre analizadas. En animales expuestos a este tóxico tiene efectos nocivos sobre tiroides, cerebro y el hígado.

▬ Las Acrilamidas causan irritación, problemas de esterilidad o de infertilidad y problemas nerviosos, y en altas dosis son incluso cancerígenos en animales. Estos tóxicos provienen de la combustión del tabaco y la cocción de carbohidratos.

▬ El Cadmio se encuentra en la naturaleza y se utiliza en baterías, plásticos y pigmentos. Aparece en el tabaco y está presente en el 5% de la población.

En algunos países como Canadá y algunos estados estadounidenses como California, existe un gran debate para prohibir el uso del BPA.

Los estudios realizados en ratas y ratones expuestos al BPA han demostrado que puede actuar como Disruptor endocrino, interfiriendo en el ciclo hormonal natural y estimulando la pubertad precoz. Además ocasiona un aumento del número de adipocitos (células grasas), la aparición de problemas de conducta, alteraciones precancerosas y afecta a la fertilidad, ocasionando problemas reproductivos. Se ha visto que produce una profunda feminización de los machos, incluso casos de hermafroditismo.

En Europa, Miquel Porta, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Barcelona afirma que “aún se considera que no hay suficientes conocimientos sobre sus efectos tóxicos”.

En el informe realizado por el CDC se revela que el BDE-47 es el retardante de la llama más presente en las muestras de sangre estudiadas. Este contaminante se acumula en el tejido graso de los humanos y podría actuar también como disruptor endocrino.

Un dato curioso recogido de los estudios realizados en Cataluña, es la presencia todavía elevada del DDT, un pesticida prohibido en España des de 1977, y que 30 años después sigue presente, lo que indica que se encuentra en la cadena alimenticia y que el organismo humano no es capaz de excretar.

Un dato positivo, es el descenso del plomo, pasando del 88% entre 1976 y 1980 en niños estadounidenses, al 1,4% actual. Este descenso se debe fundamentalmente a la introducción de la gasolina sin plomo y a la dieta libre de plomo, ausente en el agua, ya que hasta hace aproximadamente 30 años las tuberías del agua eran de plomo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

Dra. Isabel Moragues
Dra. Isabel Moragues
Doctora en Biología y experta en Reproducción Asistida
Licenciada en Biología y Bioquímica por las Universidades de Alicante y Miguel Hernández, y doctora cum laude en Ciencias Biológicas por la Universidad de Alicante. Máster en Biología de la Reproducción Humana por la Universidad Miguel Hernández, embrióloga senior y especialista en Genética Clínica con más de 15 años de experiencia. Directora de laboratorios de FIV de varias clínicas de reproducción asistida privadas. Más sobre Dra. Isabel Moragues
Número de colegiada: CV-240

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.