Por Mayra Rubio (bióloga y gestora científica).
Actualizado el 06/12/2015

Las mujeres que sufren estrés o que llevan una vida “agitada” tienen más dificultades para quedarse en estado que aquellas que llevan una vida más tranquila y “sosegada”.

Aunque durante mucho tiempo, la edad, el consumo de alcohol y el tabaco eran los principales problemas estudiados en las parejas para orientarles acerca de sus posibilidades de poder tener un bebé sano, el estrés nunca se había tenido en cuenta debido a la complejidad de este factor para poder hacer diagnósticos claros y precisos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Importancia de una vida tranquila

El estrés es un problema común en mujeres que buscan un embarazo ya que cuando lo intentan varios meses y no lo consiguen comienzan a preocuparse y sus niveles de estrés aumentan. Actualmente, debido al ritmo de vida en la sociedad y al cambio sociológico en la figura de la mujer, las parejas que buscan un hijo tienen cada vez menos tiempo para plantearse la paternidad de una forma tranquila, probablemente debido al ajetreo laboral de ambos miembros y la forma de vida, lo que deriva también en un retraso en la edad de la mujer, factor principal de infertilidad.

Estrés en el embarazo

Además, se ha demostrado también que el estrés materno puede tener consecuencias negativas en el desarrollo normal del feto, ya que afectaría al crecimiento y al desarrollo cognitivo de éste. Los efectos a largo plazo del sometimiento de estrés de la madre durante el embarazo que puedan detectarse en el desarrollo cognitivo posterior del hijo, son todavía desconocidos.

Es por ello, que los expertos recomiendan llevar una vida tranquila evitando tensiones y agobios que puedan generarse en el día a día y teniendo hábitos saludables, como la práctica de yoga, recibir masajes relajantes o realizar ejercicios de meditación que ayuden al bienestar de cuerpo y mente, tanto de la madre como del futuro bebé.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Mayra Rubio
Bióloga y gestora científica
Licenciada en Biología, Bioquímica y Biología Molecular y Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV). Experiencia como técnico de laboratorio, bióloga de campo y técnico de análisis de datos genómicos. Gestión científica en diferentes centros hospitalarios. Más sobre Mayra Rubio
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

Un comentario

    1. Anarosa

      Yo estuve mucho tiempo intentandolo y al final ya no sabíamos que hacer, cuando nos relajamos y nos olvidamos un poco del tema nos vino la sorpresa.