¿Puede el estrés causar infertilidad?

El ritmo de vida que llevamos actualmente destaca por la rapidez. Hoy en día queremos las cosas ya, vivimos deprisa y eso nos genera un estado continuo de estrés que afecta al funcionamiento normal del organismo.

Cada vez existen más estudios que relacionan el estrés con los problemas de esterilidad e infertilidad y, aunque hoy en día todavía no se conoce la relación exacta, existen numerosas investigaciones que demuestran el impacto que tiene el estrés en el proceso reproductivo.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Estrés e infertilidad masculina

El estrés psicológico se asocia a alteraciones en los espermatozoides, ya que puede reducir su concentración en el eyaculado además de alterar su morfología, motilidad y capacidad fecundante.

Esta es la conclusión a la que llegó un equipo de investigadores en Estados Unidos tras analizar las muestras seminales de 193 hombres de entre 35 y 40 años, los cuales informaron además de los eventos estresantes que habían sufrido en su vida, tanto a nivel laboral como personal.

Entre los eventos estresantes analizados en el estudio se incluían circunstancias traumáticas de la vida como la pérdida de empleo, divorcio, mudanza, problemas económicos, muerte de un ser querido, etc.

Los investigadores encontraron que los hombres que sufrieron dos o más eventos de estrés en un periodo de tiempo de 12 meses, presentaron una disminución en el porcentaje de motilidad de sus espermatozoides así como de morfología en comparación con los individuos que no se habían visto en la situación de afrontar circunstancias de vida estresantes.

Del mismo modo, se concluyó que el estrés cotidiano, leve o manejable, no parece afectar la calidad seminal.

Por lo que respecta al estrés laboral, muy común en la sociedad actual, el estudio afirma que éste no afecta directamente sobre la calidad del semen, aunque aquellos hombres que sufren presión en el trabajo muestran niveles de testosterona más bajos de lo habitual, lo cual puede afectar a su salud reproductiva.

Este último dato puede explicarse por el bajo grado de estrés laboral, entendiendo que no se producen situaciones lo suficientemente estresantes como para que la calidad seminal se vea afectada, al contrario de lo que ocurre con situaciones traumáticas como pérdida de persona querida, divorcio o desempleo.

Lo que sí se vio fue menor calidad del semen en desempleados en comparación con hombres con empleo.

Efectos sobre la calidad del esperma

No se ha demostrado que el estrés sea una causa directa del empeoramiento de la calidad seminal. Sin embargo, sí que se puede hacer una asociación entre las características seminales y ciertas situaciones estresantes.

Algunas de las posibles razones por las que se asocian ambos factores (estrés y calidad de esperma) pueden ser:

  • Aumento del cortisol: el cortisol es la hormona del estrés, la cual puede reducir los niveles de testosterona y con ello afectar la producción seminal.
  • Aumento de los radicales libres no neutralizados, asociados a la reducción de la calidad seminal y la infertilidad.

Por otra parte, el estrés puede afectar de forma indirecta a la fertilidad, ya puede suprimir la libido o ser la causa de la disfunción eréctil. Además, los hombres estresados tienden a manifestar hábitos poco saludables como el tabaco, la ingesta de alcohol o drogas y el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, lo cual puede afectar a su salud reproductiva y causar problemas para concebir.

La infertilidad produce estrés

Aunque el estrés no causa infertilidad de forma directa, la infertilidad sí que causa estrés, el cual, a su misma vez, puede dificultar el tratamiento de reproducción asistida.

La obsesión y ansiedad por conseguir el embarazo puede afectar de forma indirecta a la consecución del embarazo tanto en mujeres como en hombres, puesto que asumir la infertilidad y afrontar el tratamiento de reproducción asistida despliega una carga emocional que puede afectar al correcto funcionamiento del organismo.

Debido a ello, la ayuda psicológica antes y durante el tratamiento de reproducción asistida es muy importante para alcanzar el éxito.

Un comentario

  1. usuario
    Teo1132

    La obsesión en muchos puede impedir que se consiga el embarazo, de hecho, mi primer hijo es de inseminación artificial y con el segundo, mi mujer y yo nos relajamos porque pensábamos que no podríamos conseguir el embarazo natural y… así fue, e forma natural nación nuestro segundo hijo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar