Epididimitis o inflamación del epidídimo

Por (embrióloga).
Actualizado el 11/12/2014

La epididimitis es la inflamación del epidídimo, la estructura tubular en la que maduran los espermatozoides que conecta el testículo con los vasos deferentes. Causa dolor agudo e hinchazón, y suele ser muy molesta para el hombre. Además, durante el tiempo que dura la enfermedad el hombre pierde potencia sexual.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Síntomas

Los síntomas pueden ser fiebre leve, hinchazón, dolor unilateral en la zona genital, sensación de pesadez en el testículo. Es frecuente que estos hombre noten como una sensación de calor en uno de los testículos, o que uno de ellos pesa más que el otro. Otros síntomas que pueden estar relacionados con la inflamación son dolor o molestia al orinar y en los casos de mayor gravedad, sangre en el semen.

El dolor de testículos siempre debe tenerse muy en cuenta y acudir al médico de inmediato, especialmente si se sienten punzadas tras un golpe, aunque haya pasado 2 o 3 días. Existe otra alteración más grave denominada torsión testicular, en la que el flujo sanguíneo no fluye a uno de los testículos, esta alteración debe ser examinada por un profesional cuanto antes y en ocasiones requiere de una intervención de urgencia para corregir la torsión.

Anatomía reproductiva masculina

Causas

Es más frecuente en varones sexualmente activos de entre 19 y 35 años. Se debe a la diseminación de una bacteria desde tejidos cercanos al epidídimo, como la uretra, la próstata y la vejiga.

Es muy frecuente entre los hombres heterosexuales más jóvenes . El contagio tiene lugar por vía sexual, causado por bacterias como Neisseria gonorrhoea (que provoca la gonorrea), y Clamidia trachomatis (que produce clamidias).
En niños, mayores de 35 años y homosexuales, la infección es causada por bacterias como Escherichia coli. Otras bacterias como Mycobacterium tuberculosis y ureoplasma también pueden provocar la inflamación del epidídimo.

Otras causas son la ingesta de un medicamento llamado amiodarona que previene los ritmos cardíacos anormales, y malformaciones genitourinarias (menores de dos años).

Factores que incrementan el riesgo de epididimitis

  • No estar circuncidado.
  • Cirugía reciente en las vías urinarias.
  • Uso regular de un catéter uretal.
  • Relaciones sexuales con más de una pareja sin condón.

Tratamiento

El médico receta antibióticos para frenar la infección. En los casos debidos a trasmisión sexual, se utilizan antibióticos específicos para las bacterias que la causan y los compañeros sexuales de los pacientes también se deben tratar. Pueden necesitarse analgésicos y antinflamatorios para calmar la hinchazón y el dolor. En el caso de la epididimitis causada por el medicamento amiodarona, el tratamiento consistirá en una dosis más baja o cambio de medicamento.

Epididimitis bacteriana se trata con antibióticos.

Además, alivia los síntomas realizar reposo en cama elevando el escroto y la aplicación de hielo sobre el área afectada. Es conveniente visitar al médico tras el tratamiento para verificar que la infección se ha ido por completo.

En caso de que no se suministre tratamiento, la epididimitis puede volverse crónica. En este caso, no se produce hinchazón, pero sí dolor. Los casos de epididimitis que se complican pueden provocar infertilidad, por lo que es importante acudir al médico cuanto antes para tratar esta infección y evitar complicaciones futuras.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Laura Rollán Guillén
Laura Rollán Guillén
Embrióloga
Graduada en Biología por la Universidad de Valencia (UV) y especialista en Reproducción Asistida. Redactora de contenido científico. Más sobre Laura Rollán Guillén

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.