¿Qué es la epididimitis? Causas, síntomas y tratamientos

Por (ginecóloga), (ginecólogo), (embrióloga) y (ginecóloga).
Actualizado el 25/06/2020

La epididimitis es la inflamación del epidídimo, la estructura tubular en la que maduran los espermatozoides y que conecta el testículo con los vasos deferentes. Esta afección causa dolor agudo e hinchazón, y suele ser muy molesta para el hombre. Además, durante el tiempo que dura la enfermedad el hombre pierde potencia sexual.

Normalmente, la epididimitis está provocada por una infección bacteriana o por infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea y la clamidia. No obstante, la etiología de esta patología también puede ser vírica y micótica, aunque son casos más raros.

Causas

La principal causa de la epididimitis es la diseminación de microorganismos desde tejidos cercanos al epidídimo, como la uretra, la próstata y la vejiga. En función del tipo de agente causal, se suele diferenciar entre epididimitis bacteriana, micótica, vírica y no bacteriana.

A continuación, se enumeran los motivos más frecuentes que pueden dar lugar a la inflamación del epidídimo:

Infecciones de transmisión sexual
causadas por bacterias como Neisseria gonorrhoea (que provoca la gonorrea), y Clamidia trachomatis (que produce clamidias). Esta es la causa más común de epididimitis en varones de entre 19 y 35 años con una vida sexual activa.
Infecciones bacterianas
producidas por bacterias como Escherichia coli, Mycobacterium tuberculosis y el ureoplasma. Este caso es típico de los niños y hombres mayores de 35 años.
Otros
la ingesta de un fármaco para los ritmos cardíacos anormales llamado amiodarona o las malformaciones genitourinarias en niños menores de 2 años pueden provocar epididimitis. Además, las infecciones por hongos o virus también pueden ser motivo de inflamación del epidídimo.

Factores de riesgo para la epididimitis

Esta patología solo está presente en los hombres y, habitualmente, si tienen entre 19 y 35 años suele deberse a infecciones de transmisión sexual. Por ello, algunos factores de riesgo en este grupo de pacientes son los siguientes:

  • Mantener relaciones sexuales con diferentes parejas de forma frecuente.
  • Padecer una enfermedad de transmisión sexual (ETS) previa.
  • No utilizar el preservativo.

Cuando la epididimitis es independiente de la transmisión sexual, otros factores que incrementan el riesgo de sufrir esta afección son:

  • No estar circuncidado.
  • Cirugía reciente en las vías urinarias.
  • Uso regular de un catéter uretral.
  • Alteraciones de la próstata como la hipertrofia prostática y la prostatitis.
  • Tuberculosis.

Por todo esto, lo más adecuado es mantener relaciones sexuales seguras y seguir siempre las pautas establecidas por los especialistas.

Síntomas

Habitualmente, los síntomas de la epididimitis aparecen de forma repentina y pueden variar de leves a graves en función de la afectación de cada paciente. Cuando la inflamación del epidídimo tiene una duración mayor a 6 semanas o vuelve a aparecer al cabo de un tiempo es una epididimitis crónica.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes de la epididimitis son los siguientes, aunque no es necesario la presencia de todas ellas:

  • Dolor e hinchazón unilateral de la zona genital.
  • Sensación de pesadez y calor en un testículo.
  • Dolor o molestias al orinar, acompañado de una micción frecuente.
  • Sangre en la orina y en el semen.
  • Secreción del pene.

En ocasiones, la inflamación del epidídimo conlleva también la inflamación de los testículos, lo que recibe el nombre de epididimoorquitis. El dolor de testículos siempre debe tenerse muy en cuenta y acudir al médico de inmediato, especialmente si se sienten punzadas tras un golpe, aunque haya pasado 2 ó 3 días.

Diagnóstico de la epididimitis

A veces, la epididimitis puede confundirse con la torsión testicular. Por ello, es de vital importancia establecer un diagnóstico adecuado para elegir el mejor tratamiento.

La torsión testicular es una afección en el varón caracterizada porque las arterias, venas, nervios y cordón espermático se doblan, lo que provoca el bloqueo de la cirulación del fluido seminal. La torsión testicular es causa desconocida y aparece de forma súbita.

El médico será el encargado de realizar una exploración física del pene, la próstata y el escroto. Además, el especialista preguntará al paciente acerca de los síntomas y cualquier patología previa para realizar la historia clínica.

Posteriormente, será necesario la solicitud de las siguientes pruebas médicas:

Análisis de sangre y orina
para valorar si existe infección bacteriana.
Ecografía
permite el estudio del flujo sanguíneo de los testículos para descartar la torsión testicular.Esta prueba es esencial, ya que la torsión testicular necesita cirugía de forma urgente.
Análisis del semen
realizar un seminograma también es una opción para estudiar la presencia de leucocitos en el semen, lo que sería indicativo de infección.

Tratamiento

El tratamiento de la epididimitis depende de la causa que provoca esta inflamación. En concreto, el médico recetará antibióticos para frenar la infección bacteriana.

En los casos debidos a una trasmisión sexual, se utilizan antibióticos específicos para las bacterias que la causan y los compañeros sexuales de los pacientes también se deben tratar.

En ocasiones es necesario la administración de analgésicos y antinflamatorios para calmar la hinchazón y el dolor.

Por otra parte, si la epididimitis está causada por el medicamento amiodarona, el tratamiento consistirá en una dosis más baja o el cambio de medicamento directamente.

Otras recomendaciones que establecen los especialistas para los pacientes con epididimitis son:

  • Reposo en cama elevando el escroto.
  • Aplicar hielo en la zona genital.
  • Visitar al médico pasados unos días de tratamiento.

En caso de que no se suministre tratamiento, o sea una epididimitis mal curada, esta afección puede volverse crónica. En este caso, el varón no muestra hinchazón, pero sí dolor en la zona genital. Los casos de epididimitis que se complican pueden provocar infertilidad, por lo que es importante acudir al médico cuanto antes para tratar esta infección y evitar complicaciones futuras.

Epididimitis y fertilidad

Generalmente, cuando un varón sufre una ETS pueden quedar secuelas y aparecer la obstrucción del epidídimo o el infarto testicular. Por ello, la vitalidad espermática disminuiría y llevaría a problemas en la fertilidad masculina.

La principal razón de ello es que al obstruirse el epidídimo, los espermatozoides no podrán salir al exterior y se producirá azoospermia, es decir, ausencia de espermatozoides en el eyaculado.

El embarazo de forma natural es complicado en esta situación y se deberá recurrir a técnicas de reproducción asistida. Si existe azoospermia, será necesario una biopsia testicular para la recuperación de espermatozoides y posteriormente se realizará una fecundación in vitro mediante microinyección espermática (FIV-ICSI).

Si necesitas hacerte un tratamiento de fecundación in vitro para poder ser madre, en 3 simples pasos, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Además, la inflamación del epidídimo produce elevación de la temperatura de la zona testicular, lo cual afecta de manera negativa a la producción de espermatozoides (espermatogénesis). Por tanto, en los casos más graves de epididimitis, la solución sería utilizar semen de donante para conseguir una gestación.

Preguntas de los usuarios

¿Puedo hacer ejercicio si tengo epididimitis?

Por Dra. Estefanía Rodríguez Ferradas (ginecóloga).

La epididimitis es una inflamación de una porción del testículo llamada epidídimo que se encuentra en la parte posterior del mismo. La función del epidídimo es almacenar y transportar el esperma. Dentro de las causas de epididimitis, las más frecuentes son las infecciones de transmisión sexual como chlamydia y gonorrea, otras infecciones de las vías urinarias y de la próstata o traumatismos.

La inflamación produce generalmente un dolor importante y enrojecimiento e hinchazón del testículo. Entre las medidas que se recomiendan para mejorar los síntomas se encuentra el reposo, el movimiento del testículo puede empeorar la inflamación y provocar dolor, por lo que no es recomendable. El descanso en cama, acostarse con el escroto elevado, la aplicación de compresas frías en la zona inflamada, utilizar un suspensorio del testículo, evitar realizar esfuerzos como coger objetos pesados y evitar las relaciones sexuales.

¿Qué factores predisponen a sufrir epididimitis?

Por Dra. Rut Gómez de Segura (ginecóloga).

Los factores que incrementan el riesgo de padecer epididimitis o inflamación del epidídimo son las cirugías recientes en el hombre, los problemas estructurales en las vías urinarias, el uso frecuente de sondas, las relaciones sexuales y la hipertrofia prostática.

Cabe destacar que, generalmente, la epididimitis se debe a una diseminación de una infección bacteriana.
Leer más

¿La epididimitis causa disfunción eréctil?

Por Dr. Gustavo Daniel Carti (ginecólogo).

El epidídimo es una estructura tubular encargada de transportar los espermatozoides desde el testículo hacia la vesícula seminal. La inflamación aguda o crónica del mismo se la denomina epididimitis.

Las causas mas frecuentes de esta afección son las infecciosas, y los síntomas se reconocen por dolor testicular, aumento del tamaño escrotal, secreción uretral e incluso fiebre. Las disfunciones eréctiles en casos de epididimitis son secundarias a los síntomas comentados.

¿Se pueden mantener relaciones sexuales durante el tratamiento para la epididimitis?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Sí, en principio no hay problema. No obstante, los especialistas recomiendan utilizar preservativo para evitar cualquier tipo de contagio a la pareja si la la causa de la epididimitis es una infección bacteriana.

¿Cuánto tiempo dura la epididimitis?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

La inflamación del epidídimo puede persistir hasta un tiempo de 6-8 semanas aproximadamente. Sin embargo, desde que esta afección es diagnosticada y se administra el tratamiento adecuado, el paciente debe ir notando mejoría en relación a las molestias, así como una disminución de la inflamación.

En caso contrario, será necesario volver a consultar con el urólogo para saber qué pauta debe seguir.

¿La epididimitis puede ser una complicación de la vasectomía?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Sí. Una vez que se realiza la vasectomía, el hombre puede sentir una sensación de pesadez o molestias en la zona genital. Además, puede presentar cierta inflamación y dolor testicular, lo que podría desembocar en epididimitis.

En estos casos es esencial informar al especialista para que pueda establecer el mejor tratamiento para cada caso en particular y algunos consejos para aliviar los síntomas en el paciente.

Lecturas recomendadas

Otra patología que puede provocar infección seminal es la inflamación de la próstata. Si deseas obtener más información sobre ello, re recomendamos visitar el siguiente artículo: ¿Qué es la prostatitis? Tipos, causas, síntomas y tratamiento.

Una de las consecuencias de la epididimitis es la azoospermia, lo que dificulta la posibilidad de embarazo. Si deseas obtener más información acerca de esta alteración espermática, puede visitar el siguiente enlace: ¿Qué es la azoospermia? - Causas, diagnóstico y tratamiento.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Brugo-Olmedo S, Chillik C, Kopelman S. Defnición y causas de la infertilidad. Rev Co-lomb Obstet Ginecol 2003; 54: 227-248.2.

Casals RK, Kovell RC, Weiss DA. A Teenager With Recurrent Epididymitis. Urology. 2020 Apr 22. pii: S0090-4295(20)30433-7. doi: 10.1016/j.urology.2020.04.051.

Huidobro C. Infertilidad masculina. Rev Med Clin Condes 2010; 21: 368-375

Palma C, Vinay JI. Infertilidad masculina. Rev Med Clin Condes 2014; 25: 122-128.3.

Ramjit A, Shin C, Hayim M. Complete testicular infarction secondary to epididymoorchitis and pyocele. Radiol Case Rep. 2020 Feb 12;15(4):420-423. doi: 10.1016/j.radcr.2020.01.001

Preguntas de los usuarios: '¿Puedo hacer ejercicio si tengo epididimitis?', '¿Qué factores predisponen a sufrir epididimitis?', '¿La epididimitis causa disfunción eréctil?', '¿Se pueden mantener relaciones sexuales durante el tratamiento para la epididimitis?', '¿Cuánto tiempo dura la epididimitis?' y '¿La epididimitis puede ser una complicación de la vasectomía?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dra. Estefanía  Rodríguez Ferradas
Dra. Estefanía Rodríguez Ferradas
Ginecóloga
La Dra. Estefanía Rodríguez Ferradas es licenciada en Medicina por la Universidad de Navarra y tiene el doctorado por la Universidad del País Vasco. También es experta en Reproducción y en Genética Médica. Más sobre Dra. Estefanía Rodríguez Ferradas
Número de colegiada: 202007777
Dr. Gustavo Daniel  Carti
Dr. Gustavo Daniel Carti
Ginecólogo
El Dr. Gustavo Daniel Carti es licenciado en Medicina y especializado en tocoginecología por la Universidad de Buenos Aires. Más sobre Dr. Gustavo Daniel Carti
Número de colegiado: 07/0711274
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV
Dra. Rut Gómez de Segura
Dra. Rut Gómez de Segura
Ginecóloga
La Dra. Rut Gómez de Segura es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alcalá de Henares. Desarrolló la Especialidad de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Costa del Sol de Marbella. Actualmente, es la directora médica de la clínica de reproducción asistida IVF Spain Madrid. Más sobre Dra. Rut Gómez de Segura
Número de colegiado: 28/2908776

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.