Las mujeres que se planteen el aborto tendrán que pasar por un periodo de reflexión antes de abortar

Por (embrióloga).
Actualizado el 09/03/2009

Una comisión de expertos designada por el Ministerio de Igualdad en España propone que las embarazadas que deseen abortar tengan que reflexionar sobre ello durante un plazo de entre 24 y 72 horas.

29 de Enero de 2009

En Gobierno de España está reformando la ley de interrupción voluntaria del embarazo. El Ministerio de Igualdad ha designado una comisión de expertos para tal fin. En el informe propuesto por la comisión se recomienda que las mujeres que quieran abortar tengan que pasar un periodo de reflexión de entre 24 y 72 horas antes de llevar a la práctica su decisión, según fuentes del Ministerio de Sanidad.

Las razón por la que se realiza esta recomendación es darle un margen de tiempo a la embarazada para que medite su decisión, lo que está en sintonía con los postulados de ciertos movimientos antiabortistas que reclaman un último esfuerzo del Estado a la hora de evitar las interrupciones del embarazo.

Los técnicos del Ministerio de Justicia que participan en la comisión han sido los que han propuesto la inclusión de este periodo, cuya duración está aún por determinar. De este modo, se garantizará que no se tomen decisiones precipitadas cuando la mujer se acoja a la posibilidad de abortar dentro de las 14 primeras semanas de embarazo, como proponen los expertos de la comisión.

A las embarazadas que decidan ejercer ese derecho, se les facilitaría un sobre cerrado con una completa información sobre las consecuencias de la intervención y las alternativas que se le abrirían en el caso de dar marcha atrás a su idea inicial. La embarazada conocería así las secuelas físicas y psíquicas que le puede dejar el aborto y las ayudas de todo tipo con que cuentan las que dan a luz.

La incorporación de un sobre con la información facilitaría lo que se denomina una decisión informada, que iría acompañada del consentimiento informado que debe prestar todo paciente que se somete a una intervención quirúrgica. Los expertos, que han imitado el sistema de lo que se hace en otros países de Europa, proponen también que el incumplimiento de este periodo de reflexión no convierta en delictivo el comportamiento del médico, sino que genere solo una sanción administrativa por una mera falta. Pasadas las 14 semanas, solo se podría abortar en los casos de malformación del feto y de riesgo para la salud de la madre, con un límite de 22 semanas.

El comité ha optado por incluir un concepto moderno de salud que rebase el actual enunciado de la ley, circunscrito a la salud física o psíquica. El objetivo es que se pueda extender el aborto a aquellos supuestos en que está en peligro la salud psicosocial, como sucede con las personas angustiadas por quedarse en paro o por pasar graves problemas económicos.

Más allá de las 22 semanas, límite que marca la viabilidad del feto, solo se permitiría la interrupción en caso de malformaciones incompatibles con la vida, mientras que los riesgos para la salud estarían cubiertos por la posibilidad de provocar un parto prematuro.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.