Realizados los primeros trasplantes de útero de madre a hija

Por (embrióloga).
Actualizado el 20/09/2012

El pasado fin de semana se realizaron en Suecia los dos primeros trasplantes de útero de madre a hija. En ambas intervenciones quirúrgicas las donantes de útero fueron las madres de las pacientes. El hospital ha preferido mantener en el anonimato a las pacientes intervenidas.

Trasplante de útero

En las operaciones participaron más de 10 expertos cirujanos, que consiguieron realizar el trasplante de forma exitosa en ambas mujeres. Las receptoras se encuentran bien pero todavía deben recuperarse después de la intervención. Las donantes también se encuentran en buen estado, han empezado a caminar y prácticamente no sientes molestias.

Ya se han realizado dos intervenciones de trasplante uterino. El primer caso se produjo en 2002 en Arabia Saudí, en este caso la donante fue una persona fallecida, hubo problemas de circulación sanguínea con rechazo por parte de la paciente y fue necesaria la extracción del trasplante. El segundo caso se realizó en Turquía en el año 2011, pero no se ha conocido la evolución de la paciente ni el caso ha sido presentado en ningún congreso.

Conseguir el embarazo sin útero

Estas dos mujeres no tenían útero por distinto motivo: una sufrió una extirpación completa debido a un cáncer uterino; mientras que la otra nació sin útero, padece el llamado Síndrome de Rokitansky-Küster-Hauser. Ambas mujeres deseaban tener hijo, sí que contaban con ovarios capaces de producir óvulos normales, pero no podían gestarlo al encontrarse el útero ausente.

Estas dos mujeres deben esperar un tiempo prudencial para comprobar si su organismo acepta el trasplante. Tras un año o dos sin ningún problema de rechazo, se puede realizar la transferencia de embriones. Ambas pacientes tienen embriones criopreservados, y cuando la irrrigación uterina sea la suficiente se realizará la transferencia embrionaria. Los embriones transferidos deberían implantarse (introducirse en el útero) de la misma forma que en una mujer sana.

Si se consigue el embarazo no se conoce cómo evolucionará, es posible que existan problemas en la formación de la placenta por lo que el bebé tenga que nacer antes de tiempo. Es considerado un embarazo de riesgo porque no se han producido anteriormente y no se sabe la respuesta de sus organismos. Además seguramente será necesario retirar el útero una vez se haya producido la gestación. Estos dos casos serán seguidos muy cerca por toda la comunidad médica.

Intervención quirúrgica

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Laura Garrido
Laura Garrido
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Pablo de Olavide (UPO), con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia (UV) y el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Experiencia en laboratorios de FIV, andrología y análisis general. Embrióloga especialista en reproducción asistida. Más sobre Laura Garrido

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.