Sí a la FIV en Costa Rica

Costa Rica dejará de ser, por orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el único país de América donde está prohibida la fecundación in vitro (FIV), una medida que durante doce años ha “violado los derechos a la vida privada y familiar y los derechos reproductivos”.

Esta sentencia anula la resolución dictaminada por el Constitucional de dicho país, que en el año 2000 prohibió la FIV por considerar que atentaba contra la vida humana, al desechar algunos óvulos fecundados. Esta noticia ha dado la razón a 18 parejas deseosas de ser padres, que en su momento interpusieron una demanda contra el Gobierno.

Aún así, existen defensores (parejas afectadas y partidarios de los derechos humanos) y detractores (colectivos religiosos y conservadores) del uso de esta técnica de reproducción asistida en Costa Rica, único país americano en el que, hasta ahora, no estaba permitida la aplicación de la FIV.

No cabe duda que esta decisión cambiará la vida de al menos 15.000 parejas que sufren de infertilidad y que esperan la oportunidad de someterse a la FIV y a otras técnicas de reproducción asistida, tratamientos financiados por la seguridad social del país americano.

Sentencia clara

El fallo destaca que con la prohibición de la FIV se ha afectado el “derecho a la vida privada y familiar, los derechos reproductivos y a la integridad personal”, pues “la decisión de ser o no madre o padre es parte del derecho a la vida privada e incluye la decisión de serlo en el sentido genético o biológico”.

Además, los jueces consideraron que “las víctimas que tuvieron que viajar a otros países se vieron expuestas a cargas desproporcionadas que no surgen cuando se puede acceder a la FIV en el propio país”.

La base de la polémica en Costa Rica era la consideración de un embrión como una persona, con los mismos derechos jurídicos, pero la oposición sostenía que “el embrión no puede o no debe ser tratado jurídicamente de manera igual a una persona”.

Finalmente, la sentencia ordena al Estado a que incluya, de manera gradual, la FIV en los programas y tratamientos en la seguridad social costarricense, de modo que pueda estar al alcance de toda la población y que se adopten las medidas necesarias para su práctica clínica diaria.

2 comentarios

  1. usuario
    RODRIGO AZNAR

    El articulo me parece buenisimo, es un gran acierto interesarse por estos temas, aqui no hemos podido disfrutar de esta sabiduria y esta informacion tan valiosa!

  2. usuario
    Lorena

    en costa rica hemos sufrido mucho aquellos que no podemos ser padres de forma natural, ya era hora!

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar