Semana 31 de embarazo

Por (embrióloga).
Actualizado el 03/12/2014

En este momento, te encuentras en el 8 mes, tu vientre ya ocupa un gran volumen y te cuesta más moverte, en ocasiones es difícil poder conciliar el sueño, utiliza almohadas, duerme de lado, lo más recomendable es recostarte sobre el lado izquierdo para no presionar los órganos y poder descansar mejor.

Puede que notes cambios en tu pecho, es la preparación para amamantar al bebé. Si expulsas un líquido amarillento, se trata del calostro, es la primera sustancia que alimentará al bebé. Si tienes secreciones abundantes empieza a utilizar discos de lactancia para evitar manchar la ropa.

Pasadas las 30 semanas es muy frecuente en las embarazadas notar que el útero se contrae, se trata de las contracciones de Braxton Hicks. En realidad estas contracciones se producen desde el primer trimestre del embarazo, pero es en este momento cuando eres capaz de sentirlas. Es una sensación extraña, pero son indoloras, se diferencian de las contracciones del parto además de que no producen dolor, porque no aumentan de intensidad ni frecuencia. Si sientes punzadas y contracciones cada vez más frecuentes acude al médico de urgencia, pues podrías estar de parto de forma prematura. Hasta la semana 37 se considera que un parto es pretérmino o prematuro.

Dormir con 31 semanas de gestación

Tu hijo está acumulando grasa bajo la piel que le servirá para mantener su temperatura constante de forma autónoma cuando nazca. La piel del bebé anteriormente arrugada comienza a suavizarse presentando una apariencia más similar a la que tendrá después del parto.

También se está produciendo el desarrollo cerebral y la maduración del sistema nervioso central. Los riñones del bebé ya empiezan a funcionar y son capaces de filtrar cerca de medio litro de orina a diario. El sistema respiratorio sigue su desarrollo con la producción de sustancia surfactante, para que los pulmones sean capaces de expandirse y contraerse. Los huesos del bebé ya están todos formados pero en este momento movilizan calcio y fósforo para completar su desarrollo.

Aunque tu sientas dificultad para respirar, el niño esta recibiendo suficiente oxígeno, no te preocupes. Además en este momento el lanugo (vello fino) que cubría su cuerpo comienza a caer. Las medidas a las 31 semanas de embarazo son alrededor de 41 cm de longitud y un peso de media de 1.650 gramos.

Si el peso de tu hijo está entre 1.150 y 2.200 gramos no debes preocuparte, ya que se encuentra dentro de los valores considerados normales.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Cristina Mestre
Cristina Mestre
Embrióloga
Licenciada en Ciencias Biológicas, Genética y Reproducción Humana por la Universidad de Valencia (UV). Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Embrióloga en IVI Barcelona. Más sobre Cristina Mestre

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.