Cambios en el feto y en la madre en la semana 31 de embarazo

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 13/10/2022

En la semana 31 de embarazo la mujer se encuentra inmersa en el octavo mes de gestación, es decir, en el tercer trimestre. Por ello, debido al avanzado estado de gestación y al tamaño que ya ha alcanzado la barriga, es probable que la mujer note cada vez más molestias.

Es habitual que, en la semana 31, a la embarazada le cueste cada vez más moverse y, en ocasiones, le será difícil poder conciliar el sueño. Además, puede que la mujer note cambios en su pecho, que ya se prepara para amamantar al bebé.

El bebé en la semana 31 de embarazo

Las medidas del bebé a las 31 semanas de embarazo son alrededor de 40-41 cm de longitud y unos 1600-1700 gramos de peso. El bebé está acumulando grasa bajo la piel, lo que le servirá para regular su temperatura cuando nazca.

Además, la piel del bebé (anteriormente más arrugada) comienza a suavizarse, presentando una apariencia más similar a la que tendrá después del parto.

Por otro lado, sus párpados se abren y sus pupilas se pueden contraer o dilatar, lo que ocurrirá como respuesta a estímulos luminosos si hay una fuente de luz cercana al vientre.

En la semana 31 de embarazo los riñones del bebé son capaces de producir, aproximadamente, medio litro de orina a diario. Esta pasa a formar parte del líquido amniótico, interviniendo así el bebé en su renovación.

Finalmente, es posible que el bebé se encuentre ya en posición cefálica en la semana 31 de gestación, es decir, con la cabeza orientada hacia la pelvis materna. Pese a que aún puede darse la vuelta, cada vez irá siendo menos común puesto que el espacio en el útero cada vez es más reducido.

Síntomas en la madre en la semana 31 de embarazo

En la semana 31 de embarazo, la mujer puede estar preocupada porque nota ciertas contracciones y puede dudar acerca de si se trata de contracciones de parto.

Lo más usual es que sean contracciones de Braxton Hicks. Estas contracciones hacen que la barriga se ponga dura y pueden ser molestas, pero son indoloras. Además, se diferencian de las contracciones del parto porque son irregulares y no aumentan de intensidad ni frecuencia.

En cambio, si la mujer siente contracciones cada vez más frecuentes e intensas, debe acudir al médico de urgencia, pues podría estar de parto de forma prematura.

Por otro lado, cuando la mujer se encuentra en la semana 31 de embarazo es común que note otros síntomas y molestias como las siguientes:

  • Dolor de espalda.
  • Acidez estomacal.
  • Dificultad para dormir e insomnio.
  • Aumento en las ganas de orinar.
  • Hinchazón de piernas y manos, favorecida por los cambios en la circulación sanguínea. Además, también pueden aparecer varices.
  • Síndrome del túnel carpiano, debido a la hinchazón de las manos, que causa que la mujer note las manos adormecidas.
  • Hinchazón en la vulva e, incluso, varices vulvares.
  • Hemorroides.
  • Secreción de calostro, en preparación a la lactancia.

Además, si el bebé se encuentra posicionado de nalgas, es habitual que la mujer note cierta presión en la parte superior del vientre (en la zona de las costillas) por la cabeza del bebé.

Control médico en la semana 31 de embarazo

Si el embarazo no es de riesgo y se está desarrollando con normalidad, es posible que la semana 31 de embarazo no coincida con ninguna visita al hospital para realizar pruebas médicas.

No obstante, próximamente se realizará la ecografía del tercer trimestre a la embarazada. De modo general, esta ecografía se realiza entre las semanas 32 y 36 de gestación y sirve para evaluar el crecimiento y posición del bebé, el estado y localización de la placenta y el volumen de líquido amniótico.

Recomendaciones en la semana 31

Es importante que la embarazada lleve, a lo largo de toda la gestación, una dieta saludable, equilibrada y variada, para que aporte todos los nutrientes necesarios. Será esencial, además, que la dieta incluya fibra y mantener una correcta hidratación para evitar el estreñimiento. Como ventaja adicional, beber la cantidad adecuada de agua también ayudará a prevenir las infecciones de orina.

No obstante, para reducir el reflujo y la acidez, será mejor que la embarazada coma poca cantidad, pero de manera frecuente.

Otro consejo que puede tener en cuenta la embarazada es el uso de cremas o aceites, para evitar la picazón por el estiramiento de la piel y la aparición de estrías. Por otro lado, el uso de discos absorbentes de lactancia también puede ayudar para no manchar la ropa con la secreción de calostro.

Finalmente, será beneficioso realizar actividad física adaptada a esta etapa del embarazo, así como intentar descansar cuando sea posible.

Vídeo sobre la semana 31 de embarazo

En el siguiente vídeo, nuestra embrióloga Silvia Azaña nos habla de cómo es el bebé y de los síntomas habituales en la semana 31 de embarazo. Además, nos cuenta algunas recomendaciones.

Tal y como nos dice Silvia:

En la semana 31 de embarazo la mujer se encuentra inmersa en el octavo mes de gestación, es decir, en el tercer trimestre.

Preguntas de los usuarios

¿Es normal un sangrado en la semana 31 de embarazo?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

Cualquier sangrado en el embarazo debe ser consultado con el ginecólogo, especialmente, si el sangrado es intenso o se produce junto a otros síntomas como dolor.

Además, un sangrado en el tercer trimestre de gestación puede tener diferentes causas, por lo que lo mejor será acudir cuanto antes al especialista para que pueda evaluar qué lo está originando.

En este artículo puedes leer más información sobre los sangrados en el embarazo: ¿Es normal el sangrado en el embarazo? ¿Cuáles son las causas?
Leer más

¿El bebé se mueve mucho en la semana 31 de embarazo?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

En la semana 31 de embarazo el bebé sigue moviéndose, pero debido a la falta de espacio dentro del útero (que ya comienza a ser más evidente) puede que la mujer note menos movimientos, pero que estos son más intensos.

¿Qué está ocurriendo si se me pone la barriga dura en la semana 31 de embarazo?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

La sensación de que la barriga se pone dura en la semana 31 de gestación puede estar causada por las contracciones de Braxton Hicks. Se trata de contracciones que pueden ser molestas, pero no dolorosas, y que se producen de manera irregular como preparación para el momento del parto.

Por el contrario, si la mujer nota contracciones regulares cada vez más frecuentes e intensas, debe acudir al especialista rápidamente, ya que puede tratarse de contracciones de parto.

No obstante, ante cualquier duda o preocupación que la embarazada pueda tener, lo mejor es siempre consultarlo con el ginecólogo.
Leer más

Lecturas recomendadas

Si estás embarazada de 31 semanas y estás interesada en leer acerca de lo que ocurre en la siguiente semana de gestación, te recomendamos visitar este artículo: Semana 32 de embarazo

Por otro lado, si quieres leer más acerca del control prenatal del embarazo, puedes pinchar en el siguiente enlace: Control prenatal del embarazo: pruebas, analíticas y ecografías

Hacemos un gran esfuerzo para ofrecerte información de máxima calidad.

🙏 Por favor, comparte este artículo si te ha gustado. 💜💜 ¡Nos ayudas a seguir!

Bibliografía

Gooding MS, Evangelista V, Pereira L. Carpal Tunnel Syndrome and Meralgia Paresthetica in Pregnancy. Obstet Gynecol Surv. 2020 Feb;75(2):121-126. (Ver)

La Verde M, Riemma G, Torella M, Torre C, Cianci S, Conte A, Capristo C, Morlando M, Colacurci N, De Franciscis P. Impact of Braxton-Hicks contractions on fetal wellbeing; a prospective analysis through computerised cardiotocography. J Obstet Gynaecol. 2022 May;42(4):569-573. (Ver)

López Soto Á, Velasco Martínez M, Meseguer González JL, López Pérez R. Third trimester ultrasound. A long-standing debate. Taiwan J Obstet Gynecol. 2021 May;60(3):401-404. (Ver)

MacKinnon K, McIntyre M. From Braxton Hicks to preterm labour: the constitution of risk in pregnancy. Can J Nurs Res. 2006 Jun;38(2):56-72. (Ver)

Sax TW, Rosenbaum RB. Neuromuscular disorders in pregnancy. Muscle Nerve. 2006 Nov;34(5):559-71. (Ver)

Stephens K, Moraitis A, Smith GCS. Routine Third Trimester Sonogram: Friend or Foe. Obstet Gynecol Clin North Am. 2021 Jun;48(2):359-369. (Ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Cómo es el bebé en la semana 31 de embarazo?', '¿Cuáles son los síntomas en la madre en la semana 31 de embarazo?', '¿Qué pruebas para el control del embarazo se realizan en la semana 31?', '¿Cuáles son las recomendaciones para la semana 31 de gestación?', '¿Es normal un sangrado en la semana 31 de embarazo?', '¿El bebé se mueve mucho en la semana 31 de embarazo?' y '¿Qué está ocurriendo si se me pone la barriga dura en la semana 31 de embarazo?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Cristina Mestre
Cristina Mestre
Embrióloga
Licenciada en Ciencias Biológicas, Genética y Reproducción Humana por la Universidad de Valencia (UV). Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Embrióloga en IVI Barcelona. Más sobre Cristina Mestre
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.