Consejos psicológicos para afrontar y sobrellevar la betaespera

Por (psicóloga clínica), (ginecóloga), (psicóloga), (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 13/09/2023

La betaespera es el periodo de tiempo, alrededor de 15 días, que debe transcurrir entre la transferencia embrionaria o la inseminación artificial y la realización del test de embarazo que finalmente confirmará si hay embarazo o no.

Las parejas que se someten a un tratamiento de fertilidad sufren un gran estrés durante este tiempo, con síntomas de ansiedad y periodos alternantes entre la esperanza y el pesimismo, las ganas de que llegue el momento de hacer la prueba de embarazo y, a la vez, el miedo por saber el resultado.

Todos estos síntomas dificultan mucho seguir la rutina diaria durante la espera del resultado. Además, se encuentran diferencias en la manera de sobrellevar la betaespera entre las parejas y entre los miembros de la pareja. También es posible sufrir más estrés durante la segunda semana, cuando se va acercando el momento del análisis de sangre.

Cuidado al buscar información en Internet

Una práctica usual ante la incertidumbre de la betaespera es buscar en Internet todos los signos y síntomas que se sienten (o que se deberían sentir) al principio del embarazo. Sin embargo, esta estrategia resulta errónea puesto que todo lo que se publica en la red no es correcto.

En caso de buscar en Internet, hay que asegurarse de que la información proviene de fuentes fiables y de calidad. Aun así, los síntomas de embarazo pueden ser tan variables entre mujeres que se encuentran en la misma situación que no es posible generalizar.

Por ello, ante cualquier duda durante el tratamiento de reproducción asistida o en la betaespera, se recomienda consultar al equipo médico que está llevando el tratamiento. Ellos son los que mejor conocen la historia clínica y los que podrán dar una solución o respuesta más acertada.

No intentar buscar síntomas de embarazo

Los síntomas que la mujer puede sentir en la betaespera pueden ser debidos a la medicación hormonal del tratamiento de fertilidad, a la consecución del embarazo o, incluso, a la inminente llegada de la menstruación (síntomas premenstruales).

Por tanto, sentir náuseas o cierto dolor abdominal en la betaespera no indica nada ni da pistas de cuál será el resultado de la prueba de embarazo, ya que será difícil interpretar a qué se debe realmente esta sintomatología. Del mismo modo, no sentir nada tampoco significa que el resultado de la beta vaya a ser negativo.

La mujer se siente influenciada por experiencias que ha tenido en anteriores embarazos o por otras personas que le cuentan su historia. Esto produce lo que se conoce como sesgos perceptivos, atención selectiva a sensaciones corporales y distorsiones interpretativas. A continuación, se explica en qué consisten.

Atención selectiva a sensaciones corporales

La mujer selecciona a priori una posible interpretación, si está embarazada o no, e intenta buscar señales que confirmen su hipótesis a través de la observación de su cuerpo.

Estas señales puede que ya estuvieran presentes en un momento anterior, pero la mujer no les había prestado atención y, por tanto, no era consciente de que ya las tenía.

Esto es lo que sucede, por ejemplo, con los movimientos digestivos, la hinchazón o la sensibilidad de los senos por la medicación hormonal, etc.

Del mismo modo, la mujer siempre intenta encontrar síntomas atribuibles al embarazo como, por ejemplo, las náuseas, hasta el punto de convertirse en una somatización. Las náuseas también pueden ser consecuencia de la propia ansiedad.

Desechar otras alternativas posibles

Al centrar toda la atención en los comentarios que solamente tienen que ver con la hipótesis elegida por la mujer, se desechan otras alternativas que son posibles.

Los pensamientos son automáticos e incontrolables, pero hay que saber actuar cuando estos vienen a la mente.

Por ejemplo, si la mujer nota un pinchazo en el abdomen y piensa que le va a bajar la regla, debe evitar realizar comprobaciones como ir al baño constantemente.

Por otro lado, durante la betaespera se recomienda no hacer "reaseguraciones", es decir, preguntar a otras personas lo que piensan sobre un signo en concreto o buscarlo en Internet.

No hablar siempre de la beta

Es un error centrar la comunicación siempre en el tratamiento de fertilidad y sus resultados, tanto con la pareja como con los amigos o familiares, ya que puede ser perjudicial. Sin embargo, la comunicación es esencial y es imprescindible entender cómo se siente el otro. Además, en un momento puntual puede servir para desahogarse.

Por ello, es recomendable utilizar la técnica del “tiempo basura”. Esta técnica consiste en reservar unos 15-30 minutos al día para desahogarse y hablar de pensamientos y emociones y tratar todas las dudas. Una vez finalizado este tiempo, hay que intentar no seguir con los pensamientos recurrentes y perjudiciales. Además, las personas del entorno deben negarse a hablar otra vez sobre el tema.

De esta manera, restringir hablar del tema solo en un determinado tiempo al día, permite mantener el foco el resto del día y reducir los pensamientos que hacen sentir mal.

Igualmente, existen recursos narrativos, como diarios, donde se describen todos los pensamientos, emociones, experiencias... pero también debe hacerse durante un tiempo corto y limitado del día.

Planificar actividades placenteras

La betaespera es un momento en el que no hay controles ni visitas a la clínica. Todo ese ajetreo ha finalizado y solo hay que esperar a la realización de la prueba de embarazo. Sin embargo, esta necesidad de esperar cuando se tiene una gran incertidumbre genera ansiedad.

Por ello, es importante que durante la betaespera se realicen actividades en pareja o de manera individual. Lo mejor son actividades que produzcan distracción, ya que el objetivo es mantenerse ocupados y compartir tiempo en pareja haciendo cosas en común, para pensar menos en el resultado de la beta y recuperar momentos juntos, algo que ha podido verse afectado durante el tratamiento de fertilidad.

Se deben realizar cosas que produzcan satisfacción y que hagan sentirse mejor, como hablar con otras personas, ver una película, escuchar música alegre, etc. También se pueden hacer actividades mentalmente exigentes como leer o realizar juegos de entretenimiento y practicar aficiones como la pintura, la fotografía o el diseño.

Es posible y recomendable realizar ejercicio suave, como caminar, y si es al aire libre, mejor. El reposo puede aumentar la ansiedad y no es necesario, siempre que se eviten actividades que supongan esfuerzos o en las que se deba cargar peso.

Por otro lado, las tareas habituales del día o seguir trabajando después de una transferencia embrionaria son rutinas que ayudan a estar serenos y aportan sensación de control.

Realizar ejercicios de relajación

Está demostrado que los ejercicios de relajación ayudan a controlar el nivel de estrés o ansiedad durante la betaespera, sobre todo, si ya se tiene práctica. Algunas de las actividades que se pueden hacer son las siguientes: la respiración profunda, la relajación, el yoga o el “mindfulness” o atención plena, para centrarse en el presente y no en el futuro.

Por último, es necesario aceptar que la manera en que se desarrolla el tratamiento y su resultado no se puede controlar. Sin embargo, hay otras cosas que se pueden hacer, como cuidarse, tomar la medicación, seguir las indicaciones médicas en todo momento y gestionar todos los miedos durante la betaespera.

Todo esto ya es un gran logro y se debe valorar ese esfuerzo y dedicación puesto durante todo el transcurso del tratamiento de reproducción asistida. Además, no se debe dudar en recurrir a psicólogos profesionales si la situación está comenzando a afectar por el elevado estrés y ansiedad.

Preguntas de los usuarios

¿Tener un ataque de ansiedad durante la betaespera puede afectar a la implantación?

Por Olivia De Prado Trigo (psicóloga).

No. Según un estudio realizado en Holanda, los niveles de ansiedad previos al tratamiento de fertilidad y durante el mismo, no son predictores del éxito de la fecundación.

Por tanto, sufrir un ataque de pánico durante la betaespera, (entendiendo el ataque de pánico como la manifestación más intensa de la ansiedad), no interfiere en la implantación del embrión. La Ansiedad en sí altera el estado emocional de las personas, pero no impide un resultado optimo del tratamiento médico.

Es de vital importancia atender la sintomatología psicológica que tienen las mujeres a lo largo de los tratamientos de reproducción asistida, ya que, un desajuste emocional, provoca un intenso malestar, a pesar de que no altere o modifique el resultado de los mismos.

¿Cuáles son los consejos para llevar la betaespera?

Por Dra. Carolina González Arboleya (ginecóloga).

La doctora Carolina Arboleya nos responde a esta pregunta en el siguiente vídeo:

Es verdad que son días muy sensibles a muchos niveles porque es un poco el final del tratamiento de reproducción asistida. Son esos días previos al momento en el que vamos a saber si hay embarazo o no. Las recomendaciones generales, siempre son llevar un estilo de vida saludable. Es verdad que no hace falta guardar reposo en esos días, ni mucho menos. Hay que tener una vida tranquila, normal. ¿Qué implica esto? Pues que lógicamente en esos días no vamos a correr una maratón, no vamos a cargar grandes pesos, no vamos a hacer grandes sobreesfuerzos, pero se puede llevar una vida normal con total tranquilidad. Intentar estar acompañada de la familia y de la pareja, llevar una buena alimentación e intentar controlar esos nervios que es normal y lógico que puedan aparecer.

¿Qué alimentación se sugiere llevar en la betaespera?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En general, se recomienda llevar una dieta sana y equilibrada con fruta, verdura, carne, pescado, etc. Algunos especialistas recomiendan los frutos secos y la gelatina rica en proteínas para estos días. El jamón está desaconsejado ya que en caso de estar embarazadas y no haber pasado la toxoplasmosis, puede tener efectos graves en el feto.

En cuanto a las bebidas, no es recomendable tomar alcohol ni bebidas gaseosas. Es muy importante mantener una buena hidratación bebiendo mucha agua. También es beneficioso beber zumo de naranja y Aquarius porque tiene gran contenido en sales minerales.

¿Durante la betaespera debo estar de baja laboral?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

Se trata de una decisión personal que va a depender de la situación de cada persona y del trabajo que realice.

De modo general, en el periodo de betaespera se debe hacer vida normal. No obstante, no es recomendable realizar grandes esfuerzos en la betaespera, por lo que, si el trabajo requiere algún tipo de actividad intensa, se debe consultar con el especialista sobre la conveniencia de la baja laboral.

Por otro lado, trabajar puede ayudar a la persona a mantenerse ocupada y a pensar menos en el resultado de la prueba de embarazo. Sin embargo, si el trabajo genera más estrés, pueden cogerse unos días libres para cuidarse y hacer otro tipo de actividades placenteras y que generen bienestar.

Lecturas recomendadas

Si quieres leer más información sobre los aspectos psicológicos en reproducción asistida, te recomendamos visitar este enlace: Aspectos Psicológicos en la reproducción asistida

Por otro lado, si quieres saber cómo evitar que la infertilidad dañe la relación de pareja, puedes leer el siguiente artículo: ¿Cómo evitar que la infertilidad produzca problemas en la pareja?

Hacemos un gran esfuerzo para ofrecerte información de máxima calidad.

🙏 Por favor, comparte este artículo si te ha gustado. 💜💜 ¡Nos ayudas a seguir!

Bibliografía

Aba YA, Avci D, Guzel Y, Ozcelik SK, Gurtekin B. Effect of music therapy on the anxiety levels and pregnancy rate of women undergoing in vitro fertilization-embryo transfer: A randomized controlled trial. Appl Nurs Res. 2017 Aug;36:19-24. doi: 10.1016/j.apnr.2017.05.005. Epub 2017 May 22. PMID: 28720234. (Ver)

Cheung C, Saravelos SH, Chan T, Sahota DS, Wang CC, Chung PW, Li TC. A prospective observational study on the stress levels at the time of embryo transfer and pregnancy testing following in vitro fertilisation treatment: a comparison between women with different treatment outcomes. BJOG. 2019 Jan;126(2):271-279. doi: 10.1111/1471-0528.15434. Epub 2018 Sep 25. PMID: 30106234. (Ver)

Gozuyesil E, Karacay Yikar S, Nazik E. An analysis of the anxiety and hopelessness levels of women during IVF-ET treatment. Perspect Psychiatr Care. 2020 Apr;56(2):338-346. doi: 10.1111/ppc.12436. Epub 2019 Sep 6. PMID: 31490560. (Ver)

Harrison C, Boivin J, Gameiro S. Talking about possible IVF/ICSI failure and need for multiple cycles in treatment planning: qualitative investigation of multi-cycle planning and its acceptability to patients and staff. Hum Reprod. 2022 Mar 1;37(3):488-498. doi: 10.1093/humrep/deab278. PMID: 35040994; PMCID: PMC8888997. (Ver)

Peng M, Wen M, Jiang T, Jiang Y, Lv H, Chen T, Ling X, Li H, Meng Q, Huang B, Tao S, Huang L, Liu C, Xu X, Lu Q, Liu X, Xu B, Han X, Zhou K, Chen J, Lin Y, Ma H, Xia Y, Shen H, Hu Z, Chen F, Du J, Jin G. Stress, anxiety, and depression in infertile couples are not associated with a first IVF or ICSI treatment outcome. BMC Pregnancy Childbirth. 2021 Oct 27;21(1):725. doi: 10.1186/s12884-021-04202-9. PMID: 34706683; PMCID: PMC8549180. (Ver)

Rodriguez-Purata J, Mendieta MA, Gomez-Cuesta MJ, Cervantes-Bravo E. Live Birth Rate Following Bed Rest Versus Early Mobilization After Embryo Transfer: A Systematic Review And Meta-Analysis. JBRA Assist Reprod. 2022 Aug 4;26(3):547-553. doi: 10.5935/1518-0557.20220003. PMID: 35621274; PMCID: PMC9355435. (Ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Tener un ataque de ansiedad durante la betaespera puede afectar a la implantación?', '¿Cuáles son los consejos para llevar la betaespera?', '¿Qué alimentación se sugiere llevar en la betaespera?' y '¿Durante la betaespera debo estar de baja laboral?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Ainhoa Búa Fernández
Ainhoa Búa Fernández
Psicóloga Clínica
Licenciada en Psicología por la Universidad de Santiago de Compostela y cuenta con una larga trayectoria como psicóloga clínica. Más sobre Ainhoa Búa Fernández
Dra. Carolina  González Arboleya
Dra. Carolina González Arboleya
Ginecóloga
La Dra. Carolina González es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Santiago de Compostela . En la actualidad, la doctora está realizando un Máster en Reproducción Asistida por la Universidad Tecnológica TECH y otro en Medicina estética, regenerativa y antienvejecimiento por la Universidad Complutense de Madrid.

Más sobre Dra. Carolina González Arboleya
Número de colegiada: 282875780
 Olivia De Prado Trigo
Olivia De Prado Trigo
Psicóloga
La Dra. Olivia de Prado Trigo es licenciada en psicología por la Universidad de Deusto y especialista en psicología perinatal por el Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal. Más sobre Olivia De Prado Trigo
Número de colegiada: BI04350
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.