Hematomas intrauterinos en el embarazo: causas y tratamiento

Por (embrióloga).
Actualizado el 19/02/2018

Un hematoma intrauterino es una acumulación de sangre dentro de la cavidad uterina en el transcurso de una gestación.

Aparecen con mayor frecuencia en el primer trimestre de embarazo y pueden dar lugar a un sangrado vaginal o no.

Los hematomas intrauterinos siempre son motivo de preocupación en las mujeres embarazadas. Además, el embarazo se considera de alto riesgo y, por tanto, será necesario que la mujer guarde reposo y lleve un control más exhaustivo de su estado.

¿Qué son los hematomas intrauterinos?

Los hematomas intrauterinos, también llamados hematomas interdeciduotrofoblásticos, son coágulos de sangre acumulados entre la placenta o el tejido coriónico y el revestimiento interno del útero.

La aparición de estos hematomas puede comprometer el desarrollo fetal y dar lugar a un aborto espontáneo en el peor de los casos.

Sin embargo, la mayoría de veces, la sangre coagulada es reabsorbida y la gestación sigue su evolución normal.

Diagnóstico

Los hematomas intrauterinos no suelen tener síntomas asociados como el dolor, pero en ocasiones sí es posible que la mujer tenga pérdidas de sangre.

Las hemorragias vaginales causadas por los hematomas intrauterinos pueden variar en color y cantidad. En cualquier caso, siempre que haya un sangrado en el embarazo, es recomendable acudir al médico cuanto antes.

Los hematomas intrauterinos serán diagnosticados por ecografía, donde se les tomarán medidas para seguir su evolución.

En caso de no haber pérdidas de sangre, los hematomas serán detectados durante alguna de las ecografías de control rutinarias.

Tipos

Los hematomas intrauterinos se clasifican en función de su localización entre las distintas capas de tejido. Los comentamos a continuación:

Retroplacentarios
se forman entre la placenta y el endometrio. Se asocian al desprendimiento de placenta, que suele ser la causa más habitual del sangrado a partir de la semana 28. Por tanto, pueden dar lugar a un aborto o parto prematuro.
Subcoriónicos
se forman en el interior de la cavidad endometrial en las primeras semanas de embarazo normalmente. Aunque también constituyen una amenaza de aborto, estos hematomas suelen tener una evolución favorable y no acaban en una pérdida gestacional.
Supracervicales
son los que mejor pronóstico tienen debido a su ubicación. Se suelen eliminar por la vagina en forma de hemorragia.

Además de la ubicación del hematoma, su gravedad también dependerá del tamaño que ocupe. En general, el volumen de los hematomas intrauterinos se mide usando la fórmula de largo por ancho en milímetros.

Se considera que el hematoma es pequeño si su tamaño es menor del 20% con respecto al saco gestacional y grande si supera el 50%.

Causas

Las causas de la formación de los hematomas intrauterinos son desconocidas. Sin embargo, su aparición se ha visto relacionada con los siguientes factores:

  • Malos hábitos como el tabaco o el alcohol
  • Lesiones abdominales previas
  • Placenta previa
  • Hipertensión o preclampsia
  • Haber tenido varios embarazos
  • Mujeres mayores de 38-40 años

Lo más probable es que el origen de los hematomas intrauterinos se sitúe entorno a la implantación del embrión, debido a la lesión provocada en el endometrio que, finalmente, se transforma en sangre coagulada.

Si estos coágulos de sangre no se deshacen o son reabsorbidos, los hematomas pueden seguir creciendo y ejercer presión sobre el embrión, lo cual podría provocar un aborto en el peor de los casos.

Tratamiento y pronóstico

En primer lugar, ante un hematoma intrauterino, es necesario seguir todas las recomendaciones del médico y acudir a la consulta las veces que éste indique para su control. Normalmente, una vez cada una o dos semanas hasta que pase el riesgo.

El pronóstico de los hematomas intrauterinos se valora teniendo en cuenta dos elementos principales: su ubicación y tamaño.

Los hematomas pequeños suelen tener una evolución favorable y se reabsorben espontáneamente. En función del tamaño y la localización, el tiempo que tardarán en eliminarse será mayor o menor.

En caso de que estos hematomas crezcan y alcancen un gran tamaño, el embarazo será considerado de alto riesgo y habrá que tomar algunas medidas preventivas como las siguientes:

  • Reposo absoluto
  • No practicar relaciones sexuales
  • Óvulos de progesterona en algunos casos
  • Hospitalización de urgencia en los casos más graves

Normalmente, a medida que avanza la gestación, la circulación de los hematomas se normaliza y la mayoría de ellos desaparecen gradualmente.

Como hemos dicho, las hemorragias durante el embarazo son muy alarmantes para la mujer. Sobre todo en los casos de hematomas intrauterinos grandes, el sangrado será abundante y escandaloso.

Sin embargo, este síntoma no indica un peor pronóstico, ya que significa que el hematoma se está eliminando y reduciendo su tamaño progresivamente.

Preguntas de los usuarios

¿Cuáles son los hematomas intrauterinos de peor pronóstico?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Los hematomas grandes ubicados en mal sitio. Por ejemplo, los hematomas retroplacentarios centrales grandes, en los cuales se produce la separación entre el tejido coriónico y las deciduas basales (capas que envuelven a la placenta). Esto puede provocar un desprendimiento de placenta o rotura prematura de la bolsa, ocasionando un aborto o un parto prematuro si el embarazo ya se encuentra en una etapa avanzada.

¿Cuáles son los riesgos de un hematoma en un embarazo de mellizos?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Al igual que con un embarazo único, la gravedad del hematoma depende de su tamaño y localización en el útero. No obstante, al haber menos espacio intrauterino en un embarazo múltiple, la situación podría complicarse. En definitiva, los embarazos de gemelos y mellizos con hematomas intrauterinos necesitarán un mayor control y reposo absoluto por parte de la madre.

En la consulta ginecológica, se controlará el crecimiento de ambos fetos y se programará una cesárea en caso de haber sufrimiento fetal.

¿Cuáles son los cuidados ante un hematoma en el embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En función del tamaño y la gravedad del hematoma, el médico puede indicar reposo parcial o absoluto. En general, no se recomienda practicar ningún tipo de ejercicio ni mantener relaciones sexuales.

También es posible que el médico indique algún tipo de dieta especial y/o la administración de óvulos de progesterona.

Lectura recomendada

Las pérdidas de sangre durante el embarazo pueden tener una causa diferente a la comentada en este artículo. Puedes consultar otros motivos del sangrado vaginal en el siguiente enlace: ¿Es normal sangrar en el embarazo?

Si quieres seguir leyendo sobre las causas y recomendaciones para un embarazo de riesgo, te recomendamos entrar en el siguiente post: Embarazo de alto riesgo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.