Hombres y mujeres, dos formas diferentes de entender la infertilidad

La reproducción asistida es una de las opciones que tiene una pareja cuando busca alternativas para poder tener hijos. El primer paso cuando surge este problema es aceptarlo y tras ello llega la búsqueda de soluciones.

  • Las mujeres tienen a sufrir el cambio en primera persona y son más propensas a manifestar síntomas ansioso-depresivos en comparación con los hombres debido principalmente a la presión social.
  • Los hombres por su parte muestran inestabilidad probablemente por su tradicional rol en la familia.

La infertilidad es considerada una enfermedad por la que una pareja no puede concebir a su hijo de forma natural tras un año manteniendo relaciones sexuales sin usar métodos anticonceptivos. Actualmente afecta a cerca del 15% de las parejas en España, valor que va aumentando con el paso de los años.

En un tercio de los casos, la infertilidad afecta al hombre, en otro tercio se debe a la mujer y la fracción restante se produce por causa desconocida. A pesar de esta reparto, ambos sexos perciben y manejan esta anomalía reproductiva de forma diferente.

Cambios psicológicos debidos a la infertilidad

Pedro Adrados, psicólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, insiste en que la percepción de la infertilidad no es igual en hombres y mujeres.

Según el experto, las mujeres suelen sufrir más cambios psicológicos, incluso aunque la causa de la infertilidad sea el factor masculino. La infertilidad tiene generalmente más impacto social en la mujer que en el hombre debido principalmente a aspectos como los siguientes:

  • La presión social
  • El reloj biológico, pues el periodo fértil de la mujer tiene un fin.
  • La mayoría de los procedimientos clínicos de reproducción asistida recaen sobre el organismo de la mujer.
  • Diferentes alternativas socioculturales entre hombres y mujeres en realización a su relación personal.

El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados Vithas Salud.

El hecho de que las mujeres sean más susceptibles de sufrir desajustes afectivos y daños en su autoestima, explica que los principales estudios psicológicos en torno a la fertilidad se centren en ellas.

“A pesar de que la sociedad ha avanzado y evolucionado mucho, la identidad de las mujeres se define todavía hoy en base en los atributos que la sociedad ha puesto en una capacidad biológica como la procreación. Las mujeres son instruidas desde la infancia en el cuidado de los demás y la maternidad, constituyéndose todo ello en parte esencial de la subjetividad femenina. La mujer manifiesta mucha más sintomatología reactiva porque lo vive más en primera persona, al fin y al cabo el que sufre los cambios y tiene que someterse al tratamiento de infertilidad es su cuerpo es su cuerpo” comenta Adrados.

La infertilidad entendida por el hombre

“Por su parte, la identidad del hombre se constituye a través de una constante autoconfirmación. La visión masculina de la infertilidad se centra en la incapacidad para embarazar a su pareja y en la imposibilidad de satisfacer la demanda social y cultural impuesta sobre él, en su rol de consolidador de una familia”, afirma el psicólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de América.

No obstante, el prestigio social en su trabajo así como otras actividades sociales no relacionadas con el ámbito domestico o familiar, son otras vías por las que el varón puede encontrar la realización personal.

Estas actividades son parte integral de la masculinidad, por tanto, el hecho de no cumplir el papel parental no afecta de manera tan marcada a su identidad de género como ocurre en el caso de la mujer. Además, ante el sufrimiento, mecanismos psicológicos de defensa en el hombre hacen que manifieste más negación y tienda a ocultar el problema. Por ello, el sufrimiento subjetivo no es tan marcado como el de ellas.

Adrados aconseja visitar a un especialista cuando hay “un sufrimiento subjetivo significativo o una alteración en la vida diaria”. Tal y como explica el psicólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, existen maneras de afrontar el problema con optimismo:

  • Pensar en él de forma positiva
  • Buscar soluciones para resolver el problema
  • Ser consciente de que no depende de uno mismo
  • No seguir con la fantasía, que termina en frustración
  • No dejar a un lado las relaciones sociales sino apoyarse más en ellas

Problemas de fertilidad, problemas de pareja

Por otra parte, la relación de pareja también puede sufrir consecuencias negativas como resultado de este diferente abordaje del problema de la infertilidad.

En este sentido, el doctor Adrados recomienda no buscar culpables e insistir en la importancia de la empatía y la comunicación. “Es fundamental que el vínculo de la pareja sea estable y sólido para poder superar juntos el duelo y buscar posibles alternativas”.

Una de las principales alternativas para las parejas con problemas de fertilidad es la reproducción asistida. En este sentido, es especialmente relevante acudir a un centro médico prestigioso que ofrezca las garantías y la seguridad que necesitamos y nos permite aumentar las probabilidad de éxito del proceso.

La Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Vithas Nuestra Señora de América se caracteriza por la calidad y la innovación. Cuenta con los últimos avances tecnológicos, siendo por ello una de las mejores clínicas de fertilidad.

Un comentario

  1. usuario
    Esperita

    Sinceramente me parece un poco fuerte las cosas que se dicen en este artículo. Las mujeres también nos sentimos realizadas con actividades sociales y la vida laboral, no todos queremos ser madres ni nos han criado para ello. Además, los hombres también sufren con la infertilidad y también sienten la presión social. Creo que este artículo sería adecuado en los años 50 pero no en pleno siglo 21.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar