Los embriones varones se desarrollan más velozmente

Gracias a la tecnología time-lapse que acopla un sistema de grabación al incubador donde se encuentra el embrión con una atmósfera controlada, se han podido analizar hitos que no eran apreciables al ojo del embriólogo con los incubadores tradicionales, en los que se observaba el estado de desarrollo del embrión una vez al día durante el tiempo que se encontrase en el laboratorio, para evitarles alterar su ambiente todo lo posible.

En este caso, un estudio retrospectivo observacional de 359 embriones, y comprobado posteriormente por diagnóstico genético preimplantacional, señala que los embriones que tienen una dotación genética XY, que darán lugar a un varón, se desarrollan más rápido en fase embrionaria que los embriones que darán lugar a niñas.

Los primeros días de desarrollo del embrión comprenden una primera fase de división celular, en la que el zigoto fecundado se divide en dos, en cuatro, en ocho células… y una fase de mórula en la que los límites de las células se desdibujan seguida de la diferenciación de la que surge el blastocisto, en el que se observa un botón celular que dará lugar al feto y una capa de células alrededor de una cavidad llena de líquido que será el origen de la placenta y los tejidos extraembrionarios.

Embrión de 4 células

Los embriones tienen un ritmo distinto de desarrollo según su sexo

Según los resultados del estudio, que se expusieron en la 30º edición de la SEF (Sociedad Española de Fertilidad) los embriones varones alcanzan antes dos momentos cruciales en el desarrollo: El paso de tres a cuatro células, denominado s2, determina la simetría en el ritmo de división y la llegada a mórula, que es un punto importante porque en él los genes del embrión comienzan a tomar decisiones y determina si el embrión es capaz de hacer su primera organización de tejidos podrá evolucionar o no.

En la bibliografía ya se habían registrado especies en las que es conocida la diferencia de desarrollo de los embriones según el sexo, y también hay literatura en la que se recoge indicios sobre diferencia de desarrollo en embriones humanos. Este estudio corrobora esos resultados y acota los momentos del desarrollo donde se marca la diferencia entre sexos: en el paso de 3 a 4 células y en la llegada a mórula.

Embryoscope

Los embriones femeninos tardan más tiempo en la sincronía 2, tardando más de 2 h en el paso de 3 a 4 células, y formando la mórula entre la hora 80,8 y 98,3 tras la inseminación. Para los embriólogos si un embrión forma la mórula dentro de este rango, será indicio de que el embrión es femenino, con una certeza del 71%, explica el responsable de esta investigación, el Dr. Fernando Bronet.

En ningún caso los resultados de este estudio pueden sustituir al diagnóstico genético preimplantacional en el caso de que necesitemos elegir el sexo del embrión, ya que el DGP da mucha más información al analizar los cromosomas que componen el genoma del embrión antes de su transferencia.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar